“Un presidente, no, gracias”: 70% de los británicos dice sí al rey “Carlos III” después de Isabel II


En una encuesta del periódico Express realizada sobre 6.500 personas, el 69% de los británicos encuestados manifestó que la monarquía debe continuar después de la muerte de la reina Isabel II y que el príncipe Carlos debería convertirse en el siguiente rey. Por contra, el 29 por ciento apoyó la idea de abolir la monarquía y convertir al Reino Unido en una república una vez que haya concluido el actual reinado.

La reina Isabel II cumplirá 95 años el próximo 21 de abril, aunque la idea de una abdicación está descartada por completo. Su hijo mayor y heredero Carlos, príncipe de Gales, tiene 72 años y es menos popular que su madre. El príncipe Guillermo, de 38 años, suele ser visto como el favorito para suceder a la reina, aunque la línea sucesoria no puede modificarse.

Valoración al príncipe Carlos

Al comentar sobre la encuesta, un lector escribió: “La Familia Real no es perfecta, pero tanto Carlos como Guillermo tienen un sentido del deber muy fuerte y trabajarán por el bien del país, no por ellos mismos. Hemos votado en muchos primeros ministros nefastos, pero aquellos que quieren una República quieren confiar en nosotros para votar en un Jefe de Estado. No, gracias”.

Otro lector escribió: “Creo que una monarquía (aunque en gran medida ceremonial como en el Reino Unido) proporciona un factor de estabilidad que falta en un sistema presidencial. “El mundo está cambiando con la suficiente rapidez, ya que es bueno tener una fuente institucional de estabilidad”, agregó. Un tercero simplemente respondió: “Un presidente, no, gracias. Mira al resto del mundo”. “¡NUNCA debemos tener un sucio político como jefe de estado!”, replicó otro.

La muerte de Isabel II impulsaría la república de Australia

La encuesta de Express se realizó después de que la historiadora y miembro del Movimiento de la República de Australia, profesora Jennifer Hocking, dijera que el fin del reinado de Isabel II podría iniciar el debate sobre el republicanismo en Australia. “No creo que sea una cuestión de que el príncipe Carlos sea más o menos querido que la reina. Más bien, políticamente es probablemente apropiado hablar de un cambio hacia una república al mismo tiempo que habrá un cambio dentro de la monarquía”, dijo.

Para la académica, la llegada del rey Carlos es un punto apropiado para esa conversación” en Australia. “Todos estamos muy acostumbrados a la reina, ella ha estado en el trono durante tantas décadas, generaciones enteras solo han conocido a una monarca. “Creo que [el final de su reinado] será un momento apropiado para reconsiderar el papel de la monarquía en una democracia liberal como Australia”.