Arthur Chatto, nieto de la princesa Margarita, se convirtió en una estrella de las redes sociales


Arthur Chatto, nieto de la fallecida princesa Margarita y bisnieto del rey Jorge VI de Inglaterra, hoy es un joven influencer del fitness y la moda, además de uno de los solteros más “codiciados” de su país, que busca su propio camino personal fuera de la realeza.

Elogiado por grandes medios como Vanity Fair, Vogue y New York Post, el ávido deportista, de 21 años, tiene más de 200.000 seguidores en Instagram gracias a sus fotos y sus tutoriales de entrenamiento físico lo convirtieron en una estrella de las redes sociales.

Hijo de Lady Sarah Chatto, la hija artista de la princesa Margarita, y del marchante de arte Daniel Chatto, Arthur Robert Nathaniel Chatto nació el 5 de febrero de 1995 y actualmente ocupa el puesto 26 en la línea de sucesión al trono británico, hoy ocupado por su tía abuela, la reina Isabel II.

Ex alumno del selecto Eton College, actualmente Arthur estudia Geografía en la Universidad de Edimburgo, ciudad en la que vive. Remero profesional que dio la vuelta a las Islas Británicas en 40 días, entrenador personal que trabaja en un gimnasio, también incursiona en el montañismo, el boxeo y el buceo.

Cuando se anunció que se uniría al gimnasio como entrenador, una biografía publicada en la página de Instagram de Bound Fitness decía: “Soy un entrenador personal de nivel 3, me especializo en entrenamiento de fuerza y resistencia con un enfoque militar. ¡Tuve la suerte de remar por el Reino Unido este verano! Esto me dio mucha experiencia en entrenarme a mí mismo y al equipo para completar la desafiante expedición. He descubierto que el entrenamiento físico es una piedra angular esencial para mejorar mi propia salud mental y quiero compartir esto con los demás”.

Arthur Chatto se está convirtiendo en una sensación en las redes y sus miles de seguidores le elogian su estado físico. Si bien no está sujeto al mismo escrutinio que los miembros más famosos de la familia real, sigue siendo cuidadoso con lo que publica en Internet: “Estoy aprendiendo a medida que envejezco que hay más reglas de las que pensaba”, dijo a The Telegraph. “Cuando empecé, obviamente Instagram era algo menos importante… Quiero decir, no creo que realmente tenga tantas pautas para ser honesto, pero obviamente me gusta consultar con la familia y asegurarme de que todo esté bien”.