Una muy “aliviada” Isabel II de Inglaterra envió un mensaje privado a Joe Biden


La reina Isabel II, que ha visto desfilar a 14 presidentes estadounidenses durante su reinado de 68 años, envió a Joe Biden, antes de su investidura, un mensaje privado, cuyo contenido no se ha hecho público. Los detalles del mensaje no se han dado a conocer, pero es probable que el jefe de estado haya enviado sus buenos deseos al nuevo líder de Estados Unidos, dijo la prensa británica.

Los conocedores creen, sin embargo, que la reina Isabel II, de 94 años se siente “personalmente aliviada” de que haya terminado el gobierno de Donald Trump. El biógrafo real Richard Fitzwilliams dijo que si bien la monarca es meticulosamente imparcial cuando se trata de todo lo político, en privado es probable que se sienta “aliviada” ante la perspectiva de tratar con un líder bastante más convencional que Trump.

Isabel II y el presidente Ronald Reagan en el Castillo de Windsor (1982)

Fitzwilliams, quien fue el ex editor de International Who’s Who y es un experto conocedor de las relaciones de Isabel II con los líderes extranjeros, no tiene ninguna duda de que la experiencia de su vida será invaluable en los próximos años. Y predijo que cuando los dos se conozcan, ella “encantará” al nuevo presidente 78 años, tal como lo hizo con su predecesor Donald Trump.

“El mensaje personal de buenos deseos que la reina envió al presidente Biden antes de su investidura subraya la cercanía entre Estados Unidos, la superpotencia más poderosa del mundo, y Gran Bretaña, su socio transatlántico tradicional”, dijo Fitzwilliams. “Se ha informado que el presidente Biden visitará Gran Bretaña durante su primer viaje al extranjero, cuando puede encontrarse con la Reina, aunque esto dependerá de las restricciones pandémicas”.

Con el presidente Barack Obama en el Palacio de Buckingham (2009)

“La reina está por encima de la política”

Fitzwilliams recordó que la reina “se ha reunido con todos los presidentes estadounidenses que han asumido el cargo durante su reinado, salvo Lyndon Johnson”. Isabel II “fue especialmente amigable con Ronald Reagan, y esto fue muy significativo durante el período culminante de la Guerra Fría”, agregó.

Fitzwilliams enfatizó: “La reina está por encima de la política y siempre ha tenido un gran cuidado en dar una cálida bienvenida a los jefes de estado visitantes”. No obstante, agregó: “Dada la notoria imprevisibilidad de Donald Trump y el atroz asalto al Capitolio por una turba incitada por él, es probable que ella se sienta personalmente aliviada por la victoria electoral de Biden y también por la posterior y digna juramentación de la bella coreografía ceremonia”.

“Como jefa de estado con más experiencia del mundo, sin duda apreciará la importancia de que Estados Unidos tenga un presidente con tanta experiencia, especialmente durante la crisis sin precedentes de la pandemia de COVID-19”, agregó el experto.

Isabel II recibió al presidente Donald Trump en Windsor (2019)

Isabel II y Biden tienen mucho en común

También es probable que Isabel II detecte las obvias similitudes entre ella y el veterano político estadounidense, sugirió Fitzwilliams. “Biden, que ha conocido tanta tragedia personal, es profundamente devoto como lo es la reina. Ambos son también ejemplos de cómo las personas de edad avanzada pueden continuar sirviendo a sus países al más alto nivel”, dijo.

Sin duda, tendrán mucho en común”, enfatizó el experto. “Sabemos que Biden, que es de ascendencia irlandesa, se oponía firmemente al Brexit, pero sin duda apreciará la ‘relación especial’ con Gran Bretaña, especialmente en áreas como la defensa y el cambio climático. La reina es una parte muy especial de esta cercanía entre dos naciones que son un océano aparte, pero que también comparten tanto que es fundamental”, finalizó.

Isabel II se ha reunido con Biden en varias ocasiones, como resultado de que se desempeñó como vicepresidente de Barack Obama durante ocho años, de 2008 a 2016. El matrimonio presidencial también conoce al príncipe Harry, y se cree que el duque de Sussex es amigo de Jill Biden, la nueva primera dama. Biden conoció al duque de Sussex en 2013 durante la gira real por Estados Unidos.