Quién es quién en la realeza: Margarita de Holanda, una princesa nacida en Canadá


La casa real holandesa conmemoró este 19 de enero el cumpleaños 78 de la princesa Margarita, tía del rey Guillermo Alejandro y hermana menor de la exreina Beatriz. Se da la curiosidad de que la princesa no nació en Holanda, sino en un hospital de la ciudad canadiense de Ottawa, donde parte de la familia real se hallaba refugiada en la Segunda Guerra Mundial.

Bautizada Margriet Francisca, la princesa vino al mundo el 19 de enero de 1943 en el Hospital Cívico de Ottawa, siendo la tercera hija de la princesa Juliana (reina entre 1948 y 1980) y el príncipe alemán Bernardo de Lippe-Biesterfeld. Actualmente, ostenta los títulos de Princesa de los Países Bajos, Princesa de Orange-Nassau y Princesa de Lippe-Biesterfeld, y es la única tía del rey que conserva su lugar en la sucesión al trono y cumple tareas oficiales.

El 29 de junio de 1943, la princesa fue bautizada en la iglesia de St. Andrews en Ottawa. La princesa fue apadrinada por el entonces presidente estadounidense Franklin D. Roosevelt y por la Marina Mercante holandesa, en agradecimiento al importante papel que jugó durante la Segunda Guerra Mundial. Cuando tenía dos años, Margarita viajó con sus padres a Holanda y la familia se instaló en el Palacio Soestdijk en Baarn. En 1948, su madre Juliana se convirtió en reina.

La princesa asistió a la escuela primaria De Werkplaats en Bilthoven y a la Escuela Nieuwe de Baarn. Después de la secundaria, la princesa tomó un año de conferencias sobre literatura francesa, historia e historia del arte en la Universidad de Montpellier en Francia y se inscribió como estudiante de derecho en la Universidad de Leiden. Allí siguió una introducción a las ciencias jurídicas, derecho constitucional, derecho romano y algunas materias sociales. Luego siguió la formación para convertirse en ayudante de la Cruz Roja en el hospital De Lichtenberg en Amersfoort.

Durante sus estudios en Leiden, la princesa conoció a su futuro marido, Pieter van Vollenhoven, con quien se casó el 10 de enero de 1967 en la iglesia de St. Jacobskerk de La Haya. La pareja vivió en una casa lindera al palacio Het Loo, Apeldoorn, y allí criaron a sus cuatro hijos, los príncipes Maurits (1968), Bernhard (1969), Pieter-Christiaan (1972) y Floris (1975). Actualmente, la princesa tiene once nietos.

En 1966, la princesa comenzó su trabajo voluntario para la Cruz Roja como ayudante de primera clase. De 1987 a 2011, año en el que finalizó su último mandato, Margarita ocupó el cargo de vicepresidenta de este órgano administrativo. Como muestra de gratitud por sus esfuerzos para la Cruz Roja Holandesa, en 2011 se estableció el Fondo Prinses Margriet, un Fondo que trabaja para preparar mejor a las personas para los desastres naturales.

La princesa también ha estado activa en la Cruz Roja Internacional desde 1967, siendo presidenta hasta 2003. Desde 2005 hasta finales de 2013, la princesa además fue miembro de la junta de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja. Participó en muchas conferencias internacionales, a menudo como jefa de la delegación holandesa, así como en reuniones de delegados y juntas directivas.

De 1984 a 2007, la princesa fue presidenta de la Fundación Cultural Europea. Como recompensa por su trabajo, se instituyó un premio a la diversidad cultural con el nombre de la princesa. La concesión de este premio honra a pensadores, artistas y activistas que conmocionan al público europeo con su trabajo y le hacen reflexionar sobre el papel que la cultura y la diversidad cultural juegan en la sociedad, según el sitio web de la casa real.