Qué dice la “profecía” real del siglo XVII sobre los cuervos de la Torre de Londres


La noticia de que uno de los cuervos de la emblemática Torre de Londres habría muerto despertó cierto temor en los supersticiosos, ya que según una vieja leyenda, surgida durante el reinado de la dinastía Estuardo (que reinó turbulentamente hasta finales del siglo XVII) si estas aves abandonaran la fortaleza el reino entero desaparecerá.

Según el ‘ravenmaster’ o maestro de cuervos Christopher Skaife, un emisario de la reina en la Torre, una de las aves, Merlina, conocida como la “reina” de la manada de cuervos, habría muerto después de haber estado desaparecida durante semanas.

Merlina es un cuervo de espíritu libre y se sabe que abandona los recintos de la torre en muchas ocasiones. Soy su amigo y normalmente vuelve con nosotros, pero esta vez no lo hizo. Así que me temo que ella ya no está con nosotros”, lamentó.

Si se confirma, la muerte de Merlina disminuiría el número de cuervos en la Torre a solo siete (Poppy, Erin, Jubilee, Rocky, Harris, Gripp y George) y, según una leyenda ampliamente difundida durante más de tres siglos, si dos cuervos más murieran, la torre se destruirá, la monarquía caerá y el reino desaparecerá.

Varias leyendas asocian el mantenimiento de cuervos en la torre con el rey Carlos II (1630-1685) y su astrónomo real, John Flamsteed. Según una de estas leyendas, el monarca ordenó retirar a todos los cuervos que habitaban la torre después de que Flamsteed se quejara de que estaban obstaculizando su observación de las estrellas, que le revelarían el futuro del monarca.

Según otra leyenda, Flamsteed estaba preocupado porque los cuervos estaban siendo perseguidos en la torre después de haber sido asociados con el Gran Incendio de Londres. Después de ser advertido de que matar a todos los cuervos sería un mal presagio, el rey Carlos II decretó que siempre se mantuvieran seis pájaros en la torre o, de lo contrario, una enorme calamidad sobrevendría sobre el reino, que sucumbiría al igual que la fortaleza y la corona.

Como medida de precaución, los guardianes de la torres tienen una reserva de cuervos para asegurarse de que siempre hubiera más de seis. “Tenemos siete cuervos aquí en la Torre de Londres, seis por decreto real. Y, por supuesto, todavía tengo uno de repuesto, así que estamos bien en este momento”, dijo el maestro de los cuervos. En un comunicado reciente, la Torre de Londres dijo que esperaba que Merlina fuera reemplazada por un polluelo de su programa de cría de cuervos.

Fundada por Guillermo el Conquistador, primer rey de Inglaterra, entre 1066 y 1067, y ampliada y modificada por sucesivos soberanos, hoy la Torre de Londres es una de las fortalezas más famosas y espectaculares del mundo. Durante sus 900 años de historia ha sido residencia de reyes y reinas, fortaleza, prisión y lugar de ejecución, casa de moneda, arsenal, casa de fieras y actualmente museo y lugar donde se guardan las Joyas de la Corona británica.

La Torre tiene una reconocida historia de sufrimiento, encarcelamiento y muerte que data del siglo XII. Entre sus muchos prisioneros condenados se encuentran dos esposas de Enrique VIII, las reinas Ana Bolena y Catalina Howard; y los supuestos Príncipes de la Torre que desaparecieron mientras eran prisioneros en el siglo XV y se dice que fueron asesinados por su tío, el rey Ricardo III. El criminal nazi Rudolf Hess fue el último detenido allí,en 1941.