Se desvanencen las chances de que Meghan Markle sea ciudadana británica

Archie Mountbatten-Windsor, el hijo del príncipe Enrique y Meghan Markle.

La esposa del príncipe Harry y duquesa de Sussex perdió la oportunidad de obtener el pasaporte británico porque no vivió en el Reino Unido el tiempo suficiente.

La exactriz estadounidense Meghan Markle, ahora esposa del príncipe británico Harry, perdió la oportunidad de obtener el pasaporte británico porque no vivió en el Reino Unido el tiempo suficiente.

“Se le pidió que viviera en el Reino Unido durante tres años antes de solicitar la ciudadanía y obtener legalmente un pasaporte británico”, informa The Daily Mail.

Según las reglas del Ministerio del Interior, Meghan podría haberlo obtenido para noviembre de 2020. Pero el traslado a Estados Unidos hizo que pasara más de 270 días fuera del Reino Unido, anulando esta posibilidad.

Meghan aún puede postularse, pero tomará mucho más tiempo y tendría que regresar al Reino Unido para hacerlo, cosa que a raíz del exilio voluntario que los duques de Sussex realizaron a EEUU ahora parece imposible.

Cuando la exactriz se reunió por primera vez con el príncipe Harry, el palacio confirmó que su novia tenía la intención de convertirse en ciudadana británica. En 2017, fuentes cercanas a ella sostenían que Meghan solicitaría la ciudadanía como cualquier otra persona, y que el Ministerio del Interior no la rastrearía rápidamente.

Sin embargo, en enero de 2020, Harry y Meghan anunciaron sus planes de abandonar sus deberes como miembros de la familia real británica y ser financieramente independientes.

La pareja adquirió una residencia en Santa Bárbara, California, donde viven actualmente con su hijo Archie. El noviembre pasado, la popularidad de la pareja alcanzó su nivel más bajo jamás registrado en el Reino Unido.