Inglaterra

Carlos de Inglaterra advierte que la pandemia no será la última sin una acción ambiental urgente

El príncipe de Gales dijo que a pesar de una mayor conciencia, todavía falta mucho para convencer a las personas de la “amenaza existencial” del cambio climático.

El príncipe de Gales dijo que a pesar de una mayor conciencia, todavía falta mucho para convencer a las personas de la “amenaza existencial” del cambio climático.

El príncipe Carlos de Gran Bretaña advirtió que la pandemia de coronavirus no será la última a menos que la Humanidad ponga más esfuerzos para sanar el mundo natural. Sugirió que al ignorar los vínculos intrínsecos de los seres humanos con la naturaleza, nos haremos cada vez más “vulnerables a todo tipo de enfermedades y problemas”.

En una entrevista con CNN, el hijo y heredero de la reina Isabel II admitió que pensó que moriría antes de que la gente tomara en serio su lucha por el medio ambiente, una referencia a los 50 años de campaña por un mundo más verde. También elogió la vacuna contra el coronavirus como “crítica” para asegurar una salida de la pandemia y dijo que “absolutamente” se la aplicará cuando fuera su turno.

El heredero al trono británico dio estas declaraciones después de presentar su mayor iniciativa ambiental hasta la fecha, la ‘Carta Terra’, o Carta de la Tierra, un plan de recuperación de diez puntos para el sector privado y que ya ha sido firmado por empresas como HSBC, Unilever, BlackRock, Astra Zeneca y el aeropuerto de Heathrow.

La salud planetaria y la salud de la naturaleza están íntimamente ligadas a nuestra propia salud”, dijo a CNN. “Cuanto más destruimos el mundo natural que nos rodea y la biodiversidad, de la que dependemos en su infinita variedad, más fomentamos las extinciones masivas de especies de las que no nos damos cuenta de que dependemos.

Esta pandemia no será la última si no tenemos mucho cuidado. Por eso es fundamental sanar al mundo natural y a nosotros mismos. Es por eso que no podemos ignorarlo”, dijo el príncipe Carlos.

“Amenaza existencial”

El príncipe Carlos y su esposa, Camilla, duquesa de Cornualles.

“Ha sido una batalla cuesta arriba para persuadir a la gente de que no puede seguir haciendo las cosas que hemos estado haciendo ad infinitum sin un precio terrible que pagar”, dijo Carlos al referirse a su larga lucha contra la contaminación del planeta.

“Desafortunadamente, como seres humanos tendemos a dejar todo hasta que es prácticamente demasiado tarde y estás a punto de caerte por un precipicio. Es solo literalmente en los últimos 18 meses aproximadamente que el estado de ánimo ha cambiado y la gente se ha preocupado de repente por la situación que enfrentamos”, advirtió.

Carlos, de 72 años, dijo que a pesar de una mayor conciencia, todavía había “una enorme montaña que escalar” para convencer a la gente de la “amenaza existencial” que enfrenta el mundo. “Hago un llamamiento urgente a los líderes, de todos los sectores y de todo el mundo, para que den su apoyo a esta ‘Carta Terra’, para que la prosperidad esté en armonía con la naturaleza, las personas y el planeta durante la próxima década”, dijo.