Familia Real Britanica

Harry y Meghan, contra el “discurso de odio”, dijeron adiós a las redes sociales

La decisión de los Sussex, que hace un año se distanciaron de la monarquía británica para impulsar sus propios proyectos, marca un nuevo paso en esa separación.


La decisión de los Sussex, que hace un año se distanciaron de la monarquía británica para impulsar sus propios proyectos, marca un nuevo paso en esa separación.

El príncipe Harry de Gran Bretaña y su esposa Meghan Markle, abandonaron las redes sociales y ya no tienen la intención de usar plataformas como Twitter o Facebook, según el periódico The Sunday Times.

Una fuente cercana a la pareja citada por el diario británico dijo que los dos “no tienen ninguna intención” de usar las redes sociales para su nueva Fundación Archewell. Asimismo, indicó que un regreso de la pareja a las plataformas a título personal es “muy poco probable”.

La pareja quedó decepcionada por el “odio” encontrado en las redes sociales. La decisión de los duques de Sussex, que hace un año anunciaron que se distanciaban de la monarquía británica para impulsar sus propios proyectos y su independencia financiera, marca un nuevo paso en esa separación, apunta el rotativo.

La reina Isabel II, el príncipe Carlos y su esposa, Camilla, y los duques de Cambridge difunden sus actividades y obras benéficas a través de Twitter, Instagram y Facebook, entre otros canales de divulgación.

Antes de casarse con el príncipe Harry, el 19 de mayo de 2018, Markle, conocida como actriz en la serie “Suits”, tenía mucha presencia en las redes, con 1,9 millones de seguidores en Instagram; 350.000 en Twitter y 800.000 seguidores en Facebook.

Asimismo, contaba con una página web y un blog sobre estilo de vida, llamados Tig, donde promovía empresas y productos que apoyaba, al tiempo que ofrecía consejos de alimentación y viajes.

En abril de 2019, Harry y Meghan, que tienen un hijo de más de un año y medio en común, Archie, batieron un récord al conseguir un millón de seguidores en apenas seis horas en su cuenta de Instagram @sussexroyal, pero, tras romper con la Casa Real para trasladarse a EEUU rompieron con la red.

La duquesa habló en varias oportunidades sobre el número “casi insuperable” de abusos online que sufrió y cómo le afecta lo que se dice de ella y su familia en los medios de comunicación y en las redes sociales.

Según Sunday Times, a partir de ahora los duques de Sussex, que en noviembre revelaron que en julio habían perdido un bebé, se centrarán en promover su trabajo por otras vías. Por ejemplo, a través de videos en Internet y con intervenciones en televisión y en medios de prensa de su elección, así como a través de su web Archewell, que lanzaron a fines de 20202.