Noticias

El sultán de Omán rompe una tradición ancestral para nombrar a un príncipe heredero

El monarca tendrá potestad para elegir en vida a quien será su sucesor, rompiendo la costumbre de que la familia real decida sobre el tema una vez que el sultán falleció.

El sultán de Omán, Haitham bin Said, celebró su primer aniversario de reinado anunciando una reorganización constitucional que incluye el nombramiento de un príncipe heredero por primera vez en la historia del sultanato.

El [elemento] más significativo es establecer un mecanismo específico y estable para la transferencia de la autoridad de gobierno y un mecanismo para nombrar un príncipe heredero”, dice un real decreto firmado por Haitham cuando cumple un año de su ascenso al trono omaní.

De acuerdo con las actuales leyes sucesorias, la familia real debe ponerse de acuerdo y elegir al sucesor de un sultán dentro de los tres días posteriores al fallecimiento del monarca. Si la familia no se pone de acuerdo sobre un sucesor, se nombrará a una persona elegida por el sultán en una carta escrita y guardada de forma segura.

La Casa Real omaní no explicó por el momento los detalles de este nuevo sistema sucesorio, decretado después de que el anterior sultán, Qabús bin Said al Said, muriera en enero de 2020 sin haber designado públicamente un príncipe heredero. Según la tradición, el heredero debe ser miembro de la dinastía Al Said, así como “un musulmán, maduro, racional y legítimo hijo de padres musulmanes de Omán”.

El sultán Qaboos reinó durante 50 años y, siguiendo la costumbre, no nombró un príncipe heredero para no desatar una guerra interna por el poder dentro de la numerosa familia real. Sin embargo, especificó en una carta, abierta póstumamente, que deseaba que su primo, el príncipe Haitham, fuera nombrado sultán en el caso de que la familia real no se pusiera de acuerdo.

Haitham, ahora de 66 años, ascendió al trono el 11 de enero de 2020 tras la muerte de Qaboos por una enfermedad que nunca fue desvelada. La familia real omaní decidió no celebrar una votación y seguir los deseos del sultán develando el contenido de la carta del fallecido Qaboos. Dos días después coronó rápidamente a Haitham, entonces ministro de Patrimonio y Cultura y mano derecha del difunto sultán, para evitar un vacío de poder.

ACTUALIZACIÓN: el 12 de enero el sultán Haitham designó como príncipe heredero a su hijo mayor, Sayyid Teyazim. (click para leer la noticia)