Harald V de Noruega destacó la esperanza de todos frente “al año en el que los sueños se rompieron”

El rey Harald V de Noruega en su Mensaje de Año Nuevo el 31 de diciembre de 2020.

El rey Harald V de Noruega destacó este 31 de diciembre la esperanza de la humanidad y la unión de la familia frente a lo que llamó “el año en el que los sueños se rompieron”: “Estamos juntos para vivir en una pandemia, pero nos ha afectado de manera completamente diferente”, reconoció.

Para muchos, fue el año en el que los sueños se rompieron y las cosas empeoraron aún más de lo que estaban. Para otros, la familia se volvió más unida. Para la mayoría de la gente, probablemente ha sido una combinación de la mayoría de las cosas” dijo el monarca, de 83 años, en su mensaje de Año Nuevo.

El monarca dedicó su mensaje a agradecer a sus súbditos por haber colaborado como sociedad en la lucha contra la pandemia de Covid-19: “Gracias por renunciar a los cumpleaños y las vacaciones, por mantenerse alejados unos de otros”, dijo. “Se permite estar asustado, triste y desesperado. Debemos ser generosos con nosotros mismos, porque el estado de ánimo fluctúa para todos”, agregó Harald.

“Un niño me preguntó en una carta si tenía 100 años. Le respondí que en realidad no soy tan mayor, pero que he estado involucrado en muchas cosas a lo largo de mi vida”, dice y continúa: No puedo decirles que todo estará bien y que todo será como antes. Puedo prometerles que la pandemia en la que estamos ahora terminará. Hemos pasado por grandes pruebas antes. Debemos saber con nosotros mismos que lo superamos porque nunca perdimos la esperanza”, dice.

El mensaje real tuvo que ser grabado nuevamente debido al trágico deslizamiento de tierras en la localidad de Gjerdrum, que mató a más de una veintena de personas y dejó muchos desaparecidos y viviendas destruidas: “El terrible acontecimiento nos impresiona profundamente a todos. Simpatizo con ustedes que ingresan al nuevo año con dolor e incertidumbre”, dijo el rey.

La periodista experta de la Casa Real en la revista Se og Hør, Caroline Vagle, opinó que el mensaje fue cálido y unificador: “Una cariñosa palmada en la espalda para todos nosotros por estar de pie en lo que él llamó un maratón de final abierto. También contó abiertamente cómo él y la reina extrañan abrazar a sus amados nietos”, dijo:

“El discurso suele grabarse antes de Navidad, pero este año como el año pasado hubo que añadir una nueva fiesta. El año pasado sobre Ari, y este año sobre el trágico deslizamiento de tierra en Gjerdrum. Como de costumbre, el rey fue cercano y cariñoso en su mensaje. Y es precisamente en tiempos de crisis cuando realmente se hace suyo”, dijo la periodista. “Se convierte en una figura unificadora. ¡Una especie de buen abuelo para todos nosotros!”, agregó.

El año 2020 fue difícil para varios miembros de la familia real debido a la situación del coronavirus. A fines de noviembre, la pareja real tuvo que ser puesta en cuarentena, luego de que un empleado de la corte diera positivo, pero la pareja real no se contagió. También en marzo, tuvieron que ser puestos en cuarentena, como resultado de una visita de Estado que realizaban a Jordania cuando la OMS declaró la pandemia.

También fue el año en que el rey Harald fue hospitalizado como resultado de un problema respiratorio y cardíaco, por lo cual se sometió a una operación de válvulas cardíacas y se tomó una licencia por enfermedad durante un mes.