La princesa Kako de Japón cumplió 26 años tras un año de confinamiento y virtualidad

La casa imperial dijo que la sobrina del emperador participó de numerosos eventos por videoconferencia, especialmente dedicados a la pandemia.

La princesa Kako, sobrina del emperador japonés Naruhito, cumplió 26 años el martes, después de haber pasado gran parte del año confinada en su residencia en Tokio y realizando sus estudios de forma virtual, según la Agencia de la Casa Imperial.

La hija menor del príncipe heredero Fumihito y la princesa heredera Kiko recibió 29 informes virtuales de expertos y otras personas sobre el coronavirus desde mayo, dijo la Agencia, y agregó que ha leído documentos de antemano y que hace preguntas durante las conferencias.

Desde que se graduó de la Universidad Cristiana Internacional en Tokio en marzo del año pasado, la princesa se dedicó a sus deberes oficiales como miembro adulta de la familia imperial japonesa”, dijo la casa imperial.

“En septiembre, vio un concurso de lenguaje de señas para estudiantes de secundaria en la prefectura de Tottori, en el oeste de Japón, en línea y saludó a los participantes en un mensaje de video”.

Mientras realizaba la mayoría de sus deberes desde casa, la princesa Kako y su hermana mayor, la princesa Mako, de 29 años, visitaron el santuario Meiji Jingu en Tokio, que marcó 100 años desde que se estableció, el 6 de noviembre.

Las hermanas también asistieron en noviembre al ritual que declaró a su padre como heredero al Trono del Crisantemo. El hermano menor de las princesas, el príncipe Hisahito, de 14 años, se convirtió en el segundo en la sucesión al trono tras la entronización del emperador en mayo del año pasado.