Cuándo y cómo ver el esperado mensaje de Navidad de la reina Isabel II

Isabel II de Gran Bretaña.

En medio de la incertidumbre del brexit y un confinamiento nacional estricto debido a la nueva cepa del coronavirus, el mensaje de la reina Isabel II a los británicos es muy esperado. Esta vez, decidió retrasar la filmación de su mensaje mientras espera, junto con el país en general, noticias sobre el desarrollo acuerdo del Reino Unido y la Unión Europea.

Sin embargo, los planes de emisión del mensaje navideño siguen adelante. Los británicos podrán ver o escuchar el mensaje a través de sus canales de televisión y radio, pero en el extranjero podrá ser visto a través del canal de YouTube de la Familia Real el 25 de diciembre a las 3 de la tarde (GMT).

La reina pronunció su mensaje navideño en vivo los años 1957 y 1958, pero desde 1959 el discurso es grabado previamente. “Últimamente se graba a principios de diciembre. Pero este año se retrasó hasta el último momento mientras Su Majestad esperaba, junto con el país en general, noticias sobre el acuerdo del Brexit”, dijo el diario the Telegraph.

La reina pronunciará el mensaje desde el Castillo de Windsor, donde ha estado confinada la mayor parte del año debido a la pandemia. Se encuentra en una zona donde las fiestas Navideñas y reuniones sociales han sido prohibidas por el gobierno para evitar la propagación de la mutación de Covid-19.

Con el virus mutado y las nuevas restricciones de Nivel 4, esta Navidad será más difícil que cualquier otra desde la guerra. Aún así, hay un profundo consuelo en la presencia tranquilizadora de la Reina que nos habla después del almuerzo de Navidad, como lo ha hecho de manera edificante desde 1952”, escribió el periodista conocedor de la realeza Harry Mount.

El mensaje de la reina, que se cree que tendrá un enfoque esperanzador, llegará en momentos cruciales para el país después de que Gran Bretaña quedara aislada de Europa y de buena parte del mundo tras la aparición de la “variante inglesa” del virus.

El gobierno cree que será “difícil” contener la pandemia en el Reino Unido, uno de los países más afectados de Europa por el covid-19, con más de 67.000 muertes confirmadas, hasta que pueda extenderse una aún incipiente campaña de vacunación.

Ante esta situación, el primer ministro Boris Johnson volvió a confinar repentinamente a los 9 millones de londinenses y a 7 millones de personas más en el sur del país, donde las familias (incluida la familia real) no podrán reunirse en Navidad.