España: hombre clave en lucha contra la corrupción pide “investigar a fondo” a Juan Carlos I

Juan Carlos de Borbón, rey emérito de España.

Carlos Jiménez Villarejo, jurista y exfiscal Anticorrupción, hombre clave en el proceso que destapó los presuntos actos de corrupción del ex rey de España, don Juan Carlos I, pidió investigarlo aún “más a fondo” porque “la monarquía está en proceso de degradación”.

“Hay una causa abierta y tras la regularización fiscal del emérito creo que tiene que asumirse alguna decisión importante”, afirmó.

“Hay que investigar a fondo todas las conductas sospechosas que rodean a Juan Carlos I”, afirmó y agregó: “Recientemente he escrito un artículo en el que comparo el ingreso mínimo vital anual que le corresponde a una pareja: son siete mil euros. Comparemos esa cantidad con el importe que ha pagado el emérito en su regularización fiscal, casi 700.000 euros. Esto ya es suficiente para generar indignación”.

“En este caso hay una causa abierta en el Supremo, acaba de abonarse una fianza de 12.000 euros por la acusación popular y, tras el conocimiento de la regularización fiscal, creo tiene que asumirse alguna decisión importante”, dijo el jurista en entrevista con eldiario.es.

Villarejo dijo que le sorprende que aún “no se haya abierto una causa penal” contra Juan Carlos de Borbón, el monarca emérito de 82 años. “Habría que ver en qué condiciones llegó ese dinero, si fue en término de donación o de naturaleza lucrativa. Hay muchos temas por aclarar y está en cuestión la monarquía, no porque esté afectado Felipe VI, sino porque es el sucesor”, afirmó.

Las finanzas de Juan Carlos I, quien en agosto se fue a Emiratos Árabes Unidos tras multiplicarse las sospechas de que mantiene una fortuna oculta en el extranjero, están siendo investigadas en otros dos casos por la fiscalía anticorrupción.

El primero es para saber si el entonces monarca cobró una comisión por la adjudicación a un consorcio de empresas españolas en 2011 de un contrato de un tren de alta velocidad en Arabia Saudita, y el otro es sobre un presunto blanqueo de capitales, ligado, según la prensa española, a una estructura opaca con millones de euros radicada en la isla británica de Jersey.

La tercera investigación es por el supuesto uso de tarjetas de crédito vinculadas a cuentas bancarias a nombre de terceros con fondos de origen desconocido, lo que podría constituir un posible delito de blanqueo. El monarca podría ser procesado por esta causa, ya que el movimiento de fondos y el uso de estas tarjetas se produjeron después de su abdicación en junio de 2014, cuando perdió la inmunidad que tenía como jefe de Estado.