Muerte de prominente príncipe vuelve a enlutar a la familia real de Kuwait

Nasser Al Sabah Al Sabah, hijo mayor del difunto emir de Kuwait (1948-2020)

Nasser Al Sabah, fallecido a los 72 años, ocupó varios cargos en el gobierno incluyendo el de viceprimer ministro y ministro de defensa.

El príncipe Nasser Al Sabah Al Sabah, hijo mayor del difunto emir de Kuwait, murió a los 72 años después de un largo tiempo de convalescencia según confirmó este domingo 20 de diciembre la agencia estatal de noticias, citada por la Associated Press. Anteriormente se ha había extirpado un tumor en un pulmón.

Nacido en 1948, Nasser era hijo del emir Sabah Al Ahmad, quien fue entronizado en 2006. Su madre fue la jequesa Fatuwah bint Salmán Al Sabah, nieta del emir Mubarak el Grande y biznieta por parte de padre de Sabah ibn Jabir Al Sabah, gobernante de Kuwait entre 1859 y 1866.

El jeque, quien a lo largo de los años ocupó varios cargos en el gobierno incluyendo el de viceprimer ministro y ministro de defensa, llegó a ser considerado posible heredero del trono tras el fallecimiento en septiembre de su padre a los 91 años.

Pero si bien era popular debido a sus megaproyectos de infraestructura y campañas anticorrupción, Nasser no se quedó con la corona vacante y esta pasó a su tío, el emir Meshal Al Ahmad Al Jaber Al Sabah, una selección más cauta en medio de gran turbulencia en Kuwait y en todo el Medio Oriente.

En un país donde el petróleo abarca el 90% de los ingresos económicos, el jeque Nasser se hizo famoso al proponer una diversificación de la economía mediante la construcción de un centro de negocios, una zona libre de aduanas y un puerto profundo”, dijo la cadena Al Jazeera TV.

Pero las ideas se vieron obstruidas por un parlamento cuyos miembros preferían mantener el status quo aun cuando aumentaban temores de que Kuwait estaba quedando rezagado con respecto a sus vecinos, Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos.

La cadena Al Arabiya recordó que en 2019 las acusaciones públicas de Nasser sobre la corrupción gubernamental lo llevaron a la escena política nacional, mientras presionaba para que se investigaran las sospechas de malversación de cientos de millones de dólares de un fondo militar.

Sus esfuerzos fracasaron cuando su padre lo expulsó de su cargo gubernamental, pero Nasser mantuvo un gran número de seguidores y continuó haciendo declaraciones públicas sobre la necesidad de combatir la corrupción tanto en la creciente burocracia de Kuwait como en su propia familia gobernante, compuesta de miles de príncipes que ocupan todos los estratos del Estado.