Documental revive el clamor de Enrique de Dinamarca en sus últimos años: «Quiero una identidad»


Casi tres años después de su muerte, grabaciones de audio inéditas formarán parte de un nuevo documental sobre el esposo de la reina Margarita II.

Un nuevo documental sobre el príncipe Enrique de Dinamarca revelará los sentimientos del fallecido esposo de la reina Margarita II durante sus últimos años de vida y la frustración que sufría por no ser titulado “rey”. “Quiero una identidad. Estoy sin identidad y sin igualdad”, dice en el documental el príncipe consorte, fallecido en 2018.

A través de grabaciones de audio, que nunca antes se habían reproducido en público, nos acercamos al príncipe Enrique y su lucha por encontrar su lugar en Dinamarca y su papel como marido de la reina”, anunció la cadena DR1 en un comunicado de prensa.

El príncipe Henrik de Dinamarca estuvo constantemente a la sombra de su esposa, la reina Margrethe, y nunca aceptó su papel secundario. Sus últimos días de vida se volvieron oscuros, su demencia lo atormentó severamente y expresó en varias ocasiones lo insatisfecho que estaba con la situación de ser el esposo de la reina que no era rey.

“Era emocionante y divertido, pero también temperamental”, dijo la periodista Stéphanie Surrugue, biógrafa del príncipe y colaboradora del documental. “No tengo miedo de ofender a nadie, porque lo conocí muy bien durante los años que trabajamos juntos. No tengo miedo de mostrar las múltiples facetas de Enrique. Fue maravilloso, pero también duro”.

El príncipe era muy divertido, muy sensible, muy terco, muy talentoso, irónico y un amante de la vida que amaba la buena comida”, dijo Surrugue. “Escuchar su voz de nuevo y recordar lo honesto que eligió ser y la confianza que eligió mostrarme, en realidad ha sido una agradable sorpresa recordarlo”, agregó.

En los últimos años, expresó cada vez más su amargura, y culminó cuando anunció que no quería ser enterrado al lado de su esposa en la Catedral de Roskilde como estaba planeado. Seis meses después murió en el castillo de Fredensborg a los 74 años.

A principios de este año, la reina Margarita II habló sobre cómo fue la última vez que estuvo con su esposo y contó sobre la demencia de su esposo: “Empecé a notar que no todo estaba como de costumbre. Pero cuando se trata de la demencia, se necesita un tiempo antes de que comprenda qué está mal. No fue fácil los últimos años, él no estaba bien”, dijo la soberana.

Margarita II conoció al francés Henri-Marie-Jean André de Laborde de Monpezat, en una cena en Londres en 1965 y estuvo tranquilamente casada con él durante 53 años. Pero los últimos tiempos fueron muy amargos: “Es difícil ser familiar de una persona que sufre demencia porque esa persona cambia. No es la misma persona con la que ha vivido durante tantos años”, dijo la reina.