La duquesa de Sussex logró un freno a los paparazzi: no podrán fotografiar a su familia

El duque de sussex y su esposa, Meghan Markle.

Tras una acción legal, la agencia Splash News and Picture se comprometió a no perseguir más con sus fotógrafos a Meghan, Harry y su hijo.

Una de las acciones legales entabladas por Meghan, duquesa de Sussex, contra la prensa terminó con un acuerdo ante la justicia británica y con la querella retirada, anunciaron este viernes 18 de diciembre sus abogados defensores tras una audiencia ante la Alta Corte de Londres.

El juicio fue contra la agencia fotográfica Splash News and Picture, activa en el Reino Unido y en Estados Unidos, acusada de haber publicado una foto robada de la duquesa de Sussex y su hijo Archie dentro de una propiedad privada en Canadá.

La foto fue tomada poco después de la decisión de la actriz de renunciar, junto con su esposo, el príncipe Harry de Gran Bretaña, al estatus de miembros trabajadores de la familia real británica y a sus ingresos provenientes de fondos públicos.

Los detalles del acuerdo no se dieron a conocer, aunque una abogada de Markle, Jenny Afia, precisó que la agencia en cuestión se comprometió a no perseguir más con sus fotógrafos a los duques de Sussex, y a no fotografiar en el futuro ni a los duques ni a Archie ni a otros hijos que pudieran tener.