Carlos de Inglaterra se vacunará, pero dijo que no está en la lista de personas prioritarias

El príncipe Carlos de Gran Bretaña.

El príncipe de Gales sugirió que es posible que no reciba la vacuna Pfizer-BioNTech, recientemente aprobada en Reino Unido, sino que tendría que esperar a la de Oxford-Astrazeneca.

El príncipe Carlos de Gran Bretaña confirmó esta semana que se aplicará la vacuna contra el coronavirus, pero dijo que está “muy abajo” en la lista de prioridades y que ya tiene anticuerpos después de haber contraído la enfermedad, Covid-19, en marzo de este año.

Creo que estoy muy abajo en la lista y tendré que esperar”, dijo y agregó: “Creo que tendré que esperar a AstraZeneca antes de que llegue mi turno. Estoy un poco más abajo en la lista”.

En declaraciones al personal durante un recorrido por un centro de vacunación en Gloucester el jueves, el príncipe Carlos sugirió que es posible que no reciba una de las vacunas Pfizer-BioNTech recientemente aprobadas, que actualmente se están implementando, sino que tendría que esperar a la de Oxford-Astrazeneca, que aún está pendiente de aprobación regulatoria.

Sus palabras sirven de impulso a los esfuerzos del Gobierno para fomentar una amplia aceptación de la droga, frente a los activistas ‘anti-vax’”, dijo el diario The Telegraph. Gran parte de la población espera que la familia real los aliente a vacunarse contra Covid, frente a una gran campaña antivacunación que emerge en las redes sociales.

Como un hombre sano de 72 años, el príncipe pertenece a la cuarta categoría prioritaria del Comité Conjunto de Vacunación e Inmunización.

Como un hombre sano de 72 años, el Príncipe de Gales pertenece a la cuarta categoría prioritaria del Comité Conjunto de Vacunación e Inmunización, que incluye a personas de 70 a 74 años y personas clínicamente extremadamente vulnerables. El Gobierno británico anunció que espera vacunar a los aproximadamente 25 millones de personas vulnerables para Semana Santa.

Los comentarios del Príncipe se producen en medio de especulaciones de que es posible que el heredero del trono no quiera aceptar la vacuna Pfizer-BioNTech debido a su escepticismo de larga data sobre los productos modificados genéticamente.

El fármaco Pfizer-BioNTech es una vacuna de “ARNm” de nueva generación en la que se inyecta información genética en el cuerpo que reprograma las células para fabricar parte de la proteína Covid-19 que luego desencadena la construcción de una respuesta inmune capaz de combatir el virus. También utiliza nanotecnología.

Carlos confirmó esta semana que se aplicará la vacuna contra el coronavirus, pero dijo que está “muy abajo” en la lista de prioridades.

La prensa británica recuerda que en 2004 el príncipe recibió críticas por decir que sería “sorprendente” que la tecnología no “ofreciera alteraciones similares” a la talidomida. La vacuna de Oxford, aunque es muy innovadora, está más cerca del modelo tradicional, en el que se inyecta una partícula viral debilitada o inactivada en el cuerpo, produciendo de manera similar la proteína Covid que desencadena la respuesta inmune.

Aunque el príncipe le dijo al personal el jueves que tiene anticuerpos, después de haber sufrido de Covid-19 en marzo, su idoneidad para la vacuna no es diferente, ya que los científicos británicos creen que los anticuerpos, que brindan protección, disminuyen después de unos meses.

Los comentarios del príncipe de Gales llegaron después de que, a principios de este mes, se anunciara que la reina Isabel II y el príncipe Felipe harán público el momento de su vacunación para alentar a la población, aunque este gesto tiene precedentes.

En 1957, en medio de una ansiedad generalizada sobre una nueva vacuna contra la polio, la reina divulgó que el príncipe Carlos (entonces de 9 años) y la princesa Ana (de 7) habían sido vacunados contra la enfermedad, lo que tuvo un efecto significativo en la actitud del público.