Japón: un consejo de expertos podría afrontar el dilema sucesorio del trono


El plan es parte de los esfuerzos del gobierno para abordar las preocupaciones de que la familia imperial podría quedarse sin herederos en un futuro no muy lejano.

Japón está considerando intensificar las discusiones sobre formas de asegurar una sucesión al trono estable mediante el establecimiento de un panel asesor para solicitar opiniones de expertos sobre el tema, dijeron el viernes fuentes del gobierno y del partido gobernante.

El plan es parte de los esfuerzos del gobierno para abordar las preocupaciones de que la familia imperial podría quedarse sin herederos en un futuro no muy lejano, ya que los legisladores y académicos conservadores buscan mantener reglas de sucesión solo para hombres mientras el público apoya ampliamente permitir que las mujeres asciendan al trono, informó Kyodo News.

Actualmente, solo hay tres hombres en la línea sucesoria al trono, hoy ocupado por el emperador Naruhito, de 60 años: su hermano menor, el príncipe heredero Akishino, de 55, el príncipe Hisahito de Akishino, de 14, y el tío del emperador, el príncipe Hitachi, de 85. El emperador y la emperatriz Masako tienen una hija de 19 años, la princesa Aiko, pero bajo la Ley de la Casa Imperial, no tiene derechos al Trono del Crisantemo.

El presidente de la Cámara de Representantes, Tadamori Oshima, dijo que espera que el gobierno dé ahora “consideración solemne” a lo que se puede hacer para lograr una sucesión imperial estable. Aunque no está claro cuándo se acelerarán las discusiones, la prensa japonesa afirma que es probable que el gobierno intente evitar que la sucesión se convierta en un tema de debate en las próximas elecciones a la Cámara Baja, que se celebrarán en octubre de 2021.

Un panel de expertos similar que se estableció para afrontar la abdicación del ex emperador Akihito. Estaba integrado por seis miembros de la academia y el sector privado, quienes solicitaron opiniones de un total de 20 académicos, expertos en asuntos imperiales o exfuncionarios en el transcurso de seis meses y presentaron un informe al gobierno.

La opinión pública apoya abrumadoramente permitir que las mujeres asciendan al trono, con una encuesta de Kyodo News realizada en marzo y abril de este año que muestra que el 85 por ciento de los encuestados está a favor.

La Ley de la Casa Imperial, promulgada en 1947 después del final de la Segunda Guerra Mundial, requiere una línea de sucesión patrilineal en línea masculina, pero el 79 por ciento de los encuestados estaban a favor de abandonar esa norma. Los conservadores del gobernante Partido Liberal Democrático, en tanto, son reacios a realizar cambios significativos en la sucesión imperial, y creen que cada vez es más difícil llegar a un consenso sobre el tema.

“Si el gobierno opta por evitar tomar cualquier decisión, se espera que la atención se centre en formas de aliviar la carga de los deberes oficiales sobre un grupo cada vez menor de miembros de la familia imperial”, dijo la citada agencia de noticias. Esto probablemente incluirá la delegación de deberes oficiales a mujeres que han perdido su estatus real después de casarse con un plebeyo y permitirles encabezar sus propias ramas de la familia imperial.