Inglaterra

El escandaloso regalo de la duquesa de Cambridge al príncipe Harry que hizo reír a la reina

La familia real británica intercambia en Navidad obsequios de broma baratos y alegres, y parece que se les han ocurrido algunas ideas brillantes.

La familia real británica intercambia en Navidad obsequios de broma baratos y alegres, y parece que se les han ocurrido algunas ideas brillantes.

La familia real británica tiene muchas tradiciones navideñas, lo que incluye un importante ritual de intercambio anual de regalos, que suele llevarse a cabo en Sandringham en Nochebuena. Pero, ¿qué le regalas a alguien que ya lo tiene todo, o puede, básicamente, pagar cualquier cosa?

La reina Isabel II, el príncipe Felipe y el resto de los miembros adultos de la familia real encontraron una ingeniosa respuesta a ese dilema real: cada Navidad, tienen una regla cuando se trata de los regalos que se hacen el uno al otro: deben ser baratos, curiosos, graciosos, divertidos y descarados.

Cuando el príncipe Harry estaba soltero, su cuñada Kate, duquesa de Cambridge, le entregó frente a toda la familia real un “kit para hacer crecer a su propia novia”, un pequeño muñeco de goma que crece cuando se moja. Los informes aseguran que la reina se divirtió mucho con ese regalo. Unos años más tarde, Meghan Markle, esposa de Harry, le regaló al príncipe Guillermo una gorra escocesa completa con una peluca pelirroja para simular su calvicie.

La única hija de la reina Isabel y el príncipe Felipe demostró que también sabe hacer regalos divertidos cuando le compró a su hermano mayor un asiento de inodoro de cuero blanco para Navidad. Según los informes, al Príncipe de Gales le gustó el inusual regalo, por lo que incluso decidió llevárselo en viajes al extranjero. En el pasado, la princesa Ana también le dio a la ex esposa del príncipe Carlos, Diana, un soporte para papel higiénico.

Este año, la familia real no podrá divertirse durante el intercambio de regalos porque la pandemia del coronavirus los obligó a distanciarse en esta fecha. Una fuente del Palacio dijo: “La reina es muy consciente de la necesidad de actuar con cautela durante la crisis y el período navideño no es diferente. La reina y el duque tienen la suerte de pasar la Navidad con su familia todos los años”.