Noticias

Un ex agente inmobiliario alemán se autoproclamó “Rey de Prusia y Rey de Reyes”

Friederich Maik dice ser descendiente de los duques de Mecklenburg y reclama la soberanía de su estado con el título de Majestad.

Friederich Maik dice ser descendiente de los duques de Mecklenburg y reclama la soberanía de su estado con el título de Majestad.

Después de un año fingiendo ser el heredero de los Grandes duques de Mecklenburg-Strelitz y Mecklenburg-Schwerin, un agente de bienes raíces alemán se autoproclamó “Rey de Prusia y Rey de Reyes” a través de un bizarro comunicado publicado en un sitio web donde afirma que sus súbditos deben dirigirse a él como “Su majestad”.

El día 26 del undécimo mes de 2020, el gran duque Friederich Maik fue ungido por la Princesa Rebekka de Habsburgo-Lorena como Rey del Reino de Prusia y, por lo tanto, Rey de todos los reyes”, anunciaba un cinematográfico comunicado publicado en su sitio web.

El mismo comunicado afirma que el autoproclamado gran duque participó de un “ritual religioso de santificación” y de “transferencia y legitimación del poder político”. “El nuevo gobernante es considerado como Christ Domini, el ‘ungido del Señor’, quien recibió su gobierno no de la gente, sino de Dios mismo”, asegura.

La unción de un rey representa la elección del gobernante ante Dios y, por lo tanto, ocupa el cargo político más alto”, finaliza el increíble comunicado firmado por el “Gran Duque Friedrich Maik”.

En otro comunicado en su web, el falso monarca afirmó que reconoció a una mujer llamada Rebekka de Habsburgo-Lorena como “legítima sucesora del trono de la corona austrohúngara con el objetivo, entre otras cosas, de restaurar la paz entre los pueblos de toda Europa”.

La misma nota asegura que la supuesta princesa Rebekka, es descendiente de la familia Tudor que fue “despojada de los derechos de nobleza ilegalmente por la reina Victoria” pero que “todavía existe”.

Según su sitio web, el falso rey nació en 1969 con el nombre de Geikler Maik, pero él mismo asegura ser descendiente de los grandes duques de Mecklenburg-Strelitz, que gobernaron el ducado hasta la caída del Imperio Alemán tras la Primera Guerra en 1918.

Asegura que en 2018 descubrió su ascendencia real y entonces decidió reclamar las antiguas posesiones de la dinastía de Mecklenburg. Un año más tarde, tomó el título de “Majestad” y proclamó la independencia de los dos antiguos estados de Mecklenburg, restaurando la soberanía del territorio según las antiguas fronteras geográficas de 1918.