Carlos de Inglaterra será un rey “inadecuado” que “acelerará la desaparición de la monarquía”, según biógrafo

El príncipe Carlos, de 72 años, es el heredero más longevo de la historia británica pero, a pesar de las especulaciones, está decidido a tomar la corona cuando su madre, ahora de 94 años, fallezca.

La idoneidad del príncipe ha sido cuestionada por el autor real Clive Irving, que vaticina que Isabel II será la “última reina” de Gran Bretaña. Según el experto, la “incapacidad de Carlos es un contraste exacto con la aptitud de su madre”.

El biógrafo real y experto británico Clive Irving afirmó que se debe agradecer a la reina Isabel II por firme a la monarquía británica hasta ahora pero que este sistema puede colapsar si el príncipe Carlos se convierte en rey.

El príncipe Carlos, de 72 años, es el heredero más longevo de la historia británica pero, a pesar de las especulaciones, está decidido a tomar la corona cuando su madre, ahora de 94 años, fallezca.

En su nuevo libro La última reina: la batalla de los setenta años de Isabel II para salvar la casa de Windsor, Clive Irving sostiene que la monarca es el eje que ha mantenido intacta la Casa de Windsor durante tanto tiempo, pero que el ascenso de Carlos al trono “acelerará el declive de la monarquía”.

Al reflexionar sobre el futuro de la Corona, Irving dijo: “Para evaluar el futuro de la monarquía después de la reina, es útil mirar atrás”, y mencionó que Isabel II y su padre, Jorge VI, fueron “excepcionales” en términos de su capacidad para gobernar.

Eduardo VII, Jorge V y Eduardo VIII fueron todos profundamente imperfectos”, agregó. “Eduardo VII era un glotón y un libertino, Jorge V era un hombre fanfarrón y malhumorado y un padre desastroso, uno de cuyos resultados fue la irresponsabilidad de su heredero, Eduardo VIII, cuya abdicación dañó enormemente a la monarquía”.

Irving agregó: “Si ese declive hubiera continuado, la realeza probablemente habría seguido el destino de Italia, Grecia, España, Holanda, Bélgica y a los escandinavos en bicicleta hasta la irrelevancia”.

Irving afirmó: “En mi opinión, el Príncipe Carlos es una reversión a la línea de los trapos, muy por debajo del estándar establecido por su madre y su abuelo. De hecho, su incapacidad es un contraste exacto con la aptitud de su madre”. El autor agregó: “Ella lo ha mantenido todo unido, pero él acelerará su declive”.

Irving cuestionó si la monarquía sobreviviría con Carlos: “Antes de que podamos evaluar cómo podrían funcionar Guillermo, y luego Jorge, debemos tener en cuenta la forma en que se verá la monarquía bajo el rey Carlos y si bajo él puede sobrevivir”.

Todas las encuestas muestran que los británicos más jóvenes no encuentran relevante la monarquía”, dijo Irving, para quien la familia Windsor tiene que abordar la percepción de que hay “demasiados gorrones y habitantes de palacios” entre ellos si quieren sobrevivir.

“Juntos, la familia real ocupa 15 residencias estatales pagadas con dinero público a un costo de al menos 82 millones de libras al año; en contraste, Dinamarca, por ejemplo, asigna alrededor de nueve millones de libras a su familia real”, explicó.

Según Irving, una “monarquía reducida” puede ser el camino a seguir si se quiere que continúe. “Menos palacios, sin gorrones y cabezas de familia atractivamente modernas podría hacer que el reinicio funcione, pero eso es imposible de juzgar en este momento”. (monarquias.com)