El heredero del desaparecido trono coreano compró una millonaria mansión en EEUU


El descendiente de la Dinastía Joseon pagó 12,6 millones de dólares por una magnífica residencia palacio en Thousand Oaks, informó Los Angeles Times.

El heredero del desaparecido Trono Imperial de Corea, de una dinastía fundada en el año 1392, ha comprado una lujosa mansión de 20 acres en California por más de 12 millones de dólares. La casa está ubicada en Thousand Oaks, barrio californiano al que ahora se mudarán el príncipe heredero Andrew Lee y su esposa, la princesa Nana Lee, informó Los Angeles Times.

“Su nuevo lugar se siente como un palacio, centrado en una mansión de inspiración francesa de 14.000 pies cuadrados”, escribió LA Times. “En el interior hay siete dormitorios, 13 baños y espacios de vida palaciegos equipados con muebles, candelabros y cortinas a medida. Otros aspectos destacados incluyen una cocina de isla doble, sala de degustación de vinos, sala de cine y gimnasio”.

El periódico detalla que la residencia cuenta con caminos de piedra caliza bordeadas de magnolias se cruzan con los verdes terrenos exteriores, con jardines paisajísticos, fuentes talladas a mano, una cancha de tenis, piscina infinita y spa, además de varias terrazas con vistas a las colinas de California.

Andrew Lee fue declarado en 2018 como el Príncipe Heredero de la Familia Imperial de Corea por parte de su pariente, el príncipe imperial Yi Seok, el único sobreviviente de la dinastía Joseon que gobernó el país durante cinco siglos. Es el fundador de Private Internet Access, un servicio de informático que le propición una gran fortuna. Yi Seok, de 80 años, es sobrino del rey Sunjong, el último monarca de Corea, y nieto de Gojong, vigésimo sexto rey de Joseon.