Haakon de Noruega: “Ser rey es algo para lo que no puedes prepararte por completo”


En un documental, el heredero al trono habló sobre su vida cotidiana y la forma en que él se preparan para asumir el cargo tras la muerte de su padre, el rey Harald V.

En un documental que estrenará la cadena noruega TV2, el príncipe heredero Haakon Magnus de Noruega tuvo la oportunidad de hablar sobre cómo se prepara para el día en que se convierta en rey y advirtió que no habrá muchos cambios en cuanto al estilo de reinado de su padre, el rey Harald V.

Siento que mi padre es muy informal, así que no creo que eso cambie”, dijo el príncipe de 49 años en el programa En un viaje con el príncipe heredero que documenta su travesía de tres días de duración y 120 kms a través de la Ruta de los Refugiados (Flyktningeruta).

Interrogado sobre qué significa para él esperar a que su padre muera para asumir su cargo, el príncipe explicó: “Es algo para lo que creo que no puedes prepararte completamente. Quiero mucho a mis padres, así que no es como si estuviera pensando en eso todo el tiempo”, dice. “No creo que esté del todo preparado”, afirmó. “Pero claro que lo he pensado. En nuestra familia, está un poco por debajo todo el tiempo. Lo he pensado desde que era pequeño”, dice.

El príncipe Haakon agregó que en la familia real hay un enfoque en las transiciones entre generaciones, y que uno debe intentar pensar a largo plazo: “Es parte de la forma en que me criaron”, dice. “Lo he hablado con mi padre todo el tiempo. En cierto modo, también hablamos mucho de esto en los 90. Él es muy consciente de las cosas también, y es muy bueno viendo mi situación y facilitarla para que salga lo mejor posible”.

Haakon dijo además que él mismo está preparando a sus propios hijos, la princesa Ingrid Alejandra y el príncipe Sverre Magnus, para lo que les espera: “Pero ahora que lo dices, creo que tal vez debería haberlo hablado más”, bromeó. “Pero solo podemos esperar que pase mucho tiempo. No es algo que necesariamente hables de eso en la mesa de la cena todas las noches, pero siempre está el tema”.

Relantando a TV2 sobre cómo es un día en la vida del futuro rey, Haakon explicó: “Un día normal es levantarse, suena el despertador y luego aprieto el botón de repetición”, dice el príncipe heredero y se ríe. “Una vez… Dos… Depende un poco de lo cansado que esté, pero no más de dos. Me levanto un poco tarde y luego nos vamos a ir a la escuela y comemos unas rebanadas de pan antes de irnos”.

Intento llevar a los niños a la escuela si puedo, y luego estoy en la oficina hasta las nueve, las nueve y cuarto”, relató el príncipe. “Luego suele haber reuniones y preparativos, pero también puede ser que vengan a la hora del almuerzo, y puede haber una comida con un presidente que está de visita en Noruega o algo así. Es muy variado”, dice. “Luego voy a hacer surf o kite, voy a esquiar, preferiblemente con trampas o esquí de fondo, hago algo. Puede que sólo me siente en el sofá y no quiera hacer nada un día, pero si me preguntas, quiero hacer algo activo”.

Cuando se le pregunta si tiene cosas de su vida todavía intenta “pulir”, el príncipe Haakon responde rápidamente: “Tengo muchos lados malos. No es que la gente no lo sepa. Puedo ser un poco distante… definitivamente hay cosas que podrían haber sido mejores”, dice. “Puede ser un poco difícil ponerse en contacto conmigo, porque de alguna manera no soy tan bueno estando presente”, agrega.

Al final de la entrevista, el príncipe admitió que tendrá que llenar unos zapatos muy grandes cuando un día asuma el cargo de rey: “Pero tengo que hacerlo a mi manera. No debo intentar ser otra persona que no sea yo mismo, entonces será un poco más fácil”, dice. Aseguró que “probablemente” sea un rey distinto a su padre porque tienen “personalidades diferentes y somos personas diferentes, y podemos resolverlo de formas ligeramente diferentes”.