Astrid de Bélgica, una inesperada reina “de repuesto” para el trono de España

Astrid está casada desde 1984 con Lorenz de Austria-Este, descendiente de la infanta española Luisa Fernanda de Borbón.

Como descendiente del rey Fernando VII, su esposo está bien ubicado en la extensa línea sucesoria española.

La princesa Astrid de Bélgica, se ha caracterizado toda su vida por ser uno de los personajes más populares, discretos y trabajadores de la familia real: mientras muchos belgas cuestionaron al actual rey, Felipe, en su juventud por ser demasiado tímido y mostrarse desinteresado en la tarea real, Astrid era soñada como la reina ideal.

Madre de cinco y abuela de dos, la princesa Astrid sigue ocupando un papel secundario pero importante en la monarquía desde que su padre abdicó al trono. Actualmente, ocupa el puesto 6° lugar en la sucesión al trono belga.

Sin embargo, la princesa de 58 años tiene algunas chances de convertirse en Reina de España si algún hecho de enorme magnitud, inesperado y desgraciado, impidiera a la actual familia seguir reinando en el país. Al igual que el trono británico, el español tiene una enorme lista de herederos “de repuesto” que descienden de reyes y reinas anteriores.

Astrid (58 años) es la segunda hija de los reyes Alberto II y Paola de Bélgica

El esposo de Astrid, el archiduque Lorenz de Austria-Este, de 65 años, tiene derechos sucesorios a la corona española por ser descendiente de la infanta española Luisa Fernanda de Borbón y su nombre aparece en el lugar más inmediato después de los descendientes del rey Juan Carlos I y de los descendientes del fallecido don Carlos de Borbón-Dos Sicilias, duque de Calabria.

Lorenz es hijo de Margarita de Saboya-Aosta (descendiente de los reyes italianos) y del fallecido archiduque Roberto de Austria-Este. Margarita, ahora de 90 años, ocupa un lugar en la sucesión española después de los descendientes de María de las Mercedes, princesa de Asturias, primogénita de Alfonso XII.

Su padre fue el príncipe Amadeo de Aosta, duque de Aosta (1898-1942), que estuvo casado con su prima Ana de Orleáns y murió siendo prisionero en Nairobi, después de haber sido padre de dos princesas.

Astrid está casada desde 1984 con Lorenz de Austria-Este, descendiente de la infanta española Luisa Fernanda de Borbón.

El mencionado duque de Aosta era el hijo primogénito de la princesa francesa Elena de Orléans (1871-1951), consorte del príncipe Emanuele Filiberto de Saboya, duque de Aosta, hijo mayor, a su vez, del rey Amadeo I de España . Elena, quien en su juventud quiso casarse con un nieto de la reina Victoria de Inglaterra, era hija de la infanta de España María Isabel de Borbón y Orleáns, condesa de París (1848-1919), hija, a su vez, de la infanta Luisa Fernanda. Luisa Fernanda era la hermana menor de Isabel II e hija menor de Fernando VII.

Como descendientes de Luisa Fernanda de Borbón, los hijos de la princesa Astrid de Bélgica y de Lorenz de Austria-Este también tienen derechos de sucesión al trono español, porque a lo largo de los últimos 170 años sus ancestros directos cumplieron con todas las normas dinásticas vigentes para ser considerados elegibles. Amadeo, Joaquín, María Laura, Luisa María y María Leticia ostentan los títulos de Archiduques de Austria-Este y Príncipes de Bélgica y en sus personas reúnen genes de las dinastías católicas más importantes de Europa.