Akishino de Japón da luz verde a la boda de su hija mayor pese a las dudas


En una conferencia de prensa antes de su 55 cumpleaños, el príncipe heredero dijo: “Si realmente lo desean, yo, como padre, lo respeto”.

El príncipe heredero de Japón, Akishino, dijo que aprueba el matrimonio largamente pospuesto de su hija mayor, la princesa Mako, con su excompañero universitario Kei Komuro, y dijo que respeta los deseos de la joven pareja.

“Si realmente lo desean, entonces yo debería respetar eso como su padre”, dijo Akishino con motivo de su cumpleaños 55 años el lunes 30 de noviembre.

Al mismo tiempo, el heredero al trono dijo que su hija y su futuro yerno no hicieron lo suficiente para crear una “situación en la que mucha gente los felicitaría”. Dijo que pronto la Casa Imperial discutirá el calendario para su la celebración del compromiso y posterior matrimonio.

La princesa Mako y Kei Komuro pospusieron su compromiso formal en febrero de 2018 luego de informes de problemas financieros que involucraban a la madre del joven y su ex prometido. Al explicar su decisión, Mako citó “la falta de tiempo para hacer los preparativos suficientes” antes de los ritos que rodearon el ascenso al trono del emperador Naruhito. El príncipe heredero y su esposa expresaron reservas sobre la boda en ese momento.

Poco después de que se anunciara el compromiso tentativo de Mako y Komuro en 2017, los informes sobre los problemas financieros en la familia de Komuro llenaron las revistas semanales. En una conferencia de prensa de noviembre de 2018, Akishino dijo que si los dos quieren casarse, “debería haber una respuesta adecuada” al tema que fue ampliamente difundido en la prensa japonesa. El rito de los esponsales “no puede tener lugar a menos que mucha gente pueda aceptarlo y celebrarlo”, dijo.

En una señal de que su padre abandonó sus objeciones, Mako emitió una declaración formal a principios de este mes diciendo que el matrimonio era una “elección necesaria para que vivamos mientras protegemos nuestros sentimientos”. Un representante de la Agencia de la Casa Imperial, que dio a conocer la nota, explicó en ese momento que Akishino y su esposa “respetan” los sentimientos de la pareja sobre el matrimonio.

En la nueva conferencia de prensa, Akishino señaló que el artículo 24 de la Constitución de Japón establece que “el matrimonio se basará únicamente en el consentimiento mutuo de ambos sexos” y dijo que él “no puede decir lo contrario”, pero que la pareja tendrá que actuar “de forma visible” para ganarse la aprobación popular de su matrimonio.

Cuando se le preguntó sobre la pandemia de coronavirus, Akishino señaló sus efectos de amplio alcance en la atención médica, la economía y la educación: “Me preocupan las muchas personas de diversas industrias y ocupaciones que están atravesando tiempos difíciles”, dijo Akishino, citado por la agencia Jiji Press.

En estas circunstancias, el papel de la familia imperial es “mostrar tanta comprensión y simpatía como sea posible a las personas involucradas en situaciones difíciles y a las personas que las apoyan”, dijo el hermano menor del emperador, quien junto a su esposa y sus hijas hizo un uso activo de las videoconferencias por Internet para sus funciones oficiales. El propio príncipe heredero lo hizo más de 50 veces, para escuchar a expertos y comunicarse con personas involucradas en eventos a los que el virus le impidió asistir en persona. “Es muy conveniente poder comunicarse mientras se ven las caras”, dijo.