Historias

El ocaso de la princesa: ¿de qué murió Margarita de Inglaterra?

Los años 90 la vieron ocultarse de la vida pública y finalmente falleció en el silencio de un hospital.

Los años 90 la vieron ocultarse de la vida pública y finalmente falleció en el silencio de un hospital.

Los últimos años de vida de la princesa Margarita de Inglaterra son objeto de enorme interés público. La estrella de la princesa, popular y hermosa en los años 50, se apagó lentamente hasta llegar a ser casi olvidada por la prensa en los 80.

Cuando superó los 50 años de edad, Margarita era apenas una sombra de la princesa esplendorosa de hermosos ojos azules que había encantado al mundo con su tragedia romántica. Los años 90 la vieron ocultarse entre los dramas de la familia Windsor y finalmente falleció en el silencio de un hospital. Pero, ¿cuál fue exactamente la causa de su muerte?

La princesa Margarita era la hija menor del rey Jorge VI y la reina madre Isabel. Murió a los 71 años en 2002.

La princesa Margarita era la hija menor del rey Jorge VI y la reina madre Isabel. Ella era la única hermana de la reina Isabel II y, pese a ser toda su vida un personaje secundario de la monarquía, increíblemente la segunda en la línea del trono después de que su padre se convirtiera en rey y durante toda la Segunda Guerra Mundial. El mundo habló de ella en 1955, cuando anunció dramáticamente que no se casaría con el amor de su vida, Peter Townsend, porque deseaba obedecer la llamada del deber y por fidelidad a su hermana.

La princesa Margaret Rose fue el primer miembro de la familia real británica que nació en Escocia durante más de 300 años. En el momento en que nació, el 21 de agosto de 1930 en el Castillo de Glamis, hogar ancestral de su familia materna, era la cuarta en la línea de sucesión al trono como nieta del rey Jorge V. Pero después de que su tío Eduardo VIII abdicó, a los 6 años Margarita pasó a ser la segunda en la fila del trono, quien tendría que hacerse cargo de la corona si algo imprevisto ocurría con su padre y su hermana mayor.

Última aparición pública de Margarita (der.) en el centenario de su tía la duquesa de Gloucester.

Margarita creyó haber encontrado el amor cuando conoció al fotógrafo de sociedad Antony Armstrong-Jones en 1959, después de enterarse que el Capitán Townsend se había casado con otra mujer. Su esposo fue nombrado conde de Snowdon y vizconde Linley más tarde ese año, y posteriormente nacieron sus dos hijos: Lord Linley, actual Conde Snowdon, nacido en 1961, y Lady Sarah Frances Elizabeth, nacida en 1964. La pareja permaneció casada durante varios años, pero su matrimonio se disolvió en mayo de 1978.

En sus últimos años, la princesa Margarita, víctima de una depresión que la acompañó toda su vida adulta, sufrió graves problemas de salud. Sufrió un derrame cerebral en febrero de 1998 mientras estaba en su casa de vacaciones en la caribeña isla de Mustique y graves quemaduras en los pies durante un accidente en el baño 12 meses después, lo que afectó drásticamente su movilidad. Más tarde requirió apoyo para caminar y en ocasiones apareció públicamente en una silla de ruedas. La princesa tuvo nuevos accidentes cerebrovasculares en 2000 y 2001.

Capilla ardiente de la princesa Margarita en la Capilla de la Reina del palacio de St. James

La salud de Margarita se deterioró rápidamente a medida que el público británica se olvidó de ella. Esto, sin embargo, no le impidió poder emprender algunos compromisos públicos en estos últimos años y continuó apoyando el trabajo de muchas de sus organizaciones benéficas. Sus últimos compromisos públicos fueron una visita al Chelsea Flower Show el 21 de mayo de 2001 y el 80 cumpleaños del príncipe Felipe semanas más tarde. La última aparición pública de la princesa fue en el centésimo cumpleaños de su tía, la princesa Alice, duquesa de Gloucester, en diciembre de 2001.

La princesa era conocida por por su amor por el tabaco y el alcohol, lo que provocó especulaciones a lo largo de los años de que desarrolló cáncer de pulmón, enfermedad que había conducido a la muerte a su padre en 1952. Sin embargo, Margarita nunca fue diagnosticada con cáncer. Murió finalmente a los 71 años de edad el 9 de febrero de 2002, tres días después del 50 aniversario de la muerte de su padre, y tras sufrir otro derrame cerebral que resultó en problemas cardíacos. Su féretro reposó en solitario en la capilla de St. George y sus cenizas fueron depositadas junto a la tumba de su padre.