La familia real se sintió “devastada” por el aborto de la duquesa de Sussex, reveló experta


La periodista Katie Nicholl aseguró que los miembros de la familia real británica se mostraron “solidarios” y “devastados” al enterarse que Meghan Markle, la esposa del príncipe Harry, sufrió un aborto natural en julio.

En el emotivo artículo que fue publicado la semana pasada, la duquesa dice que vio cómo se “rompía” el corazón de Harry mientras lloraban en el hospital después de que ella sufriera el aborto en su casa. La duquesa de Sussex escribió sobre la pérdida de su segundo hijo diciendo que “se cayó al suelo” después de sentir un “fuerte calambre” mientras sostenía a su hijo, Archie.

La exactriz estadounidense, que desde hace varios meses vive con Harry y Archie en Los Angeles, contó sobre el aborto espontáneo en un artículo escrito para el New York Times, dedicado al sentimiento de pérdida en la vida humana. “Supe en un momento en que estrechaba entre los brazos a mi primer hijo que estaba perdiendo al segundo”

Luego algunos detalles: “Tras cambiarle el pañal a Archie -escribe- sentí un fuerte calambre y me acurruqué en el piso con él en brazos murmurando una canción de cuna para mantenernos tranquilos. Pero el tono alegre contrastaba con mi sensación de que algo no estaba yendo bien”.

“Algunas horas más tarde -agrega la narración- estaba tendida en el hospital, dando la mano a mi marido. Sentía el calor de su palma y le besé los nudillos. Ambos teníamos el rostro bañado en lágrimas. Y mirando las frías paredes blancas” de la habitación “intenté imaginar cómo podríamos contener jamás” el sentido de esa pérdida”.

Katie Nicholl reveló, además, que el duque de Sussex animó a su esposa a escribir su experiencia en The New York Times. La duquesa reveló su sufrimiento en un emotivo artículo de opinión en un diario estadounidense, y el príncipe Harry la apoyó su decisión de compartir esta historia para animar a familias que pasaron por la misma situación.