Juego de Tronos en Tailandia: ¿quién heredará la corona tras Rama X?

La reina Suthida (cuarta esposa del rey), rodeada por los hijos de las otras consortes: la princesa Bajrakitiyabha Narendira Debyavati, la princesa Sirivannavari Nariratana Rajakanya, y el príncipe Dipangkorn Rasmichoti.

El hijo del rey y su repudiada tercera esposa es el que tiene más chances de reinar en el futuro, pero una batalla interna y el temperamento de su padre podrían cambiar el curso de la historia.

Si bien la Monarquía tailandesa y el rey Rama X, más conocido como Maha Vajiralongkorn, se mantienen firmes bajo el ala protectora del impopular gobierno de Prayuth-Chan-O-Cha, la sucesión al trono es hoy un asunto delicado.

El monarca, de 68 años, tiene un hijo de su tercera esposa, el príncipe Dipangkorn Rasmichoti, cuya posición todavía es endeble y la situación es todavía más preocupante en el medio de una crisis de popularidad sin precedentes en la historia de la monarquía tailandesa.

Debido a su trastorno del desarrollo y la caída en desgracia de su madre, el estatus de Dipangkorn como heredero al trono está en duda”, afirmó el periodista experto en asuntos de la monarquía tailandesa Andrew McGregor Marshall. “Sin embargo, hay indicios de que Vajiralongkorn quiere que su hijo lo suceda”.

EL PRÍNCIPE DIPANGKORN

El príncipe Dipangkorn, de 15 años, tiene cuatro medios hermanos, pero no son reconocidos oficialmente como hijos del rey, ya que su madre, Sujarinee Vivacharawongse, huyó del país. Dipangkorn es el único hijo del rey que vive actualmente en Tailandia y tiene el título real, pero su posición también es preocupante, ya que es el hijo de una mujer repudiada por el rey y la corte.

Su madre, ex princesa consorte real Srirasmi Suwadee, estuvo casada con Vajiralongkorn de 2001 a 2014. Cuando su hijo tenía nueve años, siete de los miembros de la familia de su madre fueron acusados de lesa majestad, difamar a la monarquía, que es un crimen en Tailandia. Srirasmi fue despojada de todos sus títulos reales y ahora vive recluida en las afueras de Bangkok. Rara vez ha sido vista desde 2014, el mismo año en que su hijo la vio por última vez.

LA FAMILIA REAL TAILANDESA TRAS LA CORONACIÓN DEL REY EN 2019.

Técnicamente, el príncipe Dipangkorn es el primero en la línea de sucesión al trono de la dinastía Chakri. Sin embargo, como su madre y el rey están divorciados, puede ser reemplazado si el rey tiene un hijo con su esposa actual, la reina Suthida, o su concubina Sineenat Wongvajirapakdi, una ex enfermera oficializada como la “Noble Consorte Real”. En esa situación, el nuevo hijo sería el príncipe heredero y ocuparía el lugar del príncipe Dipangkorn como el primero en la sucesión al trono.

“Vajiralongkorn tiene 68 años y cuando muera, no habrá sucesor que pueda mantener el poder de la monarquía”, opina Andrew McGregor Marshall. “Dipangkorn tiene un trastorno del desarrollo y es evidente que nunca podrá ser un rey asertivo”, dijo, y agregó que la princesa Bajrakitiyabha, primogénita del rey y su primera esposa, podría reinar como regente pero nunca podrá reinar.

El nacimiento de Dipangkorn en 2005 cambió la dinámica de sucesión real en Tailandia, porque si bien Vajiralongkorn tenía cuatro hijos adultos de su segundo matrimonio, estaban desterrados del reino y eliminados de la línea de sucesión desde 1996. La reina Sirikit, madre del rey, ejerció una fuerte presión en 1977 para que su hijo se casara con su sobrina, Soamsawali Kitiyakara, en 1977, decidida a que la rama real de los Kitiyakara ocupara el trono. Desafortunadamente, Soamsawali solo tuvo una hija, Bajrakitiyabha, antes de ser repudiada por su esposo.

DIPANGKORN JUNTO A SU HERMANA MAYOR, BAJRAKITIYABHA.

Según McGregor Marshall, la reina Sirikit “quería que su nieta Bajrakitiyabha fuera monarca después de Vajiralongkorn”, y que por eso “se cambió la Constitución para decir que si no había un heredero varón, se podía elegir una mujer”. “El nacimiento de Dipangkorn significó que Bajrakitiyabha ya no era la siguiente en la línea de sucesión al trono después de Vajiralongkorn, y esto provocó tensiones significativas con Sirikit”, agregó el experto.

El periodista cree que “el escenario más probable es que Dipangkorn se convierta en el próximo monarca” ya que, después de un derrame cerebral severo en 2012, la reina madre Sirikit “cada vez más senil, ya no tiene el poder de bloquear esto”. “Pero debido a los problemas de desarrollo de Dipangkorn, es probable que Bajrakitiyabha sea regente”.

Pero aún así, la situación no deja de ser inestable: “Vajiralongkorn es muy voluble, y si alguien de su harén le proporciona otro hijo, la dinámica de sucesión cambiará nuevamente”, dice Marshall. Y finaliza: “Pase lo que pase, es de esperar que Dipangkorn tenga una vida más feliz de la que ha tenido hasta ahora. Es una víctima inocente en este juego de tronos”.