Suecia

El coronavirus llegó a la familia real de Suecia

Enfermaron el príncipe Carlos Felipe, de 41 años, cuarto en la línea de sucesión al trono sueco, y su esposa Sofía Hellqvist.

Enfermaron el príncipe Carlos Felipe, de 41 años, cuarto en la línea de sucesión al trono sueco, y su esposa Sofía Hellqvist.

El príncipe Carlos Felipe de Suecia y su esposa, la princesa Sofía, dieron positivo por Covid-19, dijo el jueves la corte real sueca. El príncipe sueco duque de Varmland, de 41 años, ocupa el cuarto lugar en la línea de sucesión al trono sueco.

“Los príncipes tienen síntomas leves, pero se encuentran bien de acuerdo a las circunstancias. Justo después de enfermar se aislaron en su casa junto con sus hijos”, constó en un comunicado.

El diagnóstico de Carlos Felipe y Sofía se informó una semana después de que la familia real se reuniera para el funeral de Walther Sommerlath, el hermano de la reina. Los reyes Carlos XV Giustavo y Silvia, así como la princesa heredera y su esposo, dieron negativo en la prueba que se les realizó este 26 de noviembre.

Al funeral asistieron menos de 10 personas, reveló un portavoz real, y se tomaron precauciones durante toda la ceremonia. También se llevaron a cabo pruebas en todos los asistentes antes de que se llevara a cabo la reunión y todos dieron resultados negativos, informó el tabloide Aftonbladet. El rastreo de contactos ahora está en marcha dentro de la casa real para encontrar la fuente de la infección y probar a cualquier persona con la que hayan entrado en contacto.

Suecia se encuentra actualmente en medio de una segunda ola de coronavirus que se encuentra entre los brotes de más rápido crecimiento en Europa. El país, que hasta ahora ha adoptado un enfoque suave para combatir la enfermedad, se ha visto obligado a tomar medidas de bloqueo a medida que los casos se han disparado.

La cifra media de casos de siete días de Suecia se sitúa ahora en 4.867. Esa cifra es más de cuatro veces mayor que en el apogeo de la primera ola, cuando la falta de pruebas llevó a que los casos no se informaran adecuadamente. Pero también se duplicó en menos de un mes, lo que genera temores de que los hospitales pronto se vean desbordados.