Diana y Margarita: ¿cuándo se rompió el vínculo entre las “princesas rebeldes”?


La princesa de Gales arruinó su alguna vez “estrecha” relación con la hermana de la reina Isabel II cuando participó en el polémico reportaje de 1995, afirmó su biógrafo Andrew Morton.

Hace 25 años, la princesa Diana sorprendió al mundo al participar en una entrevista reveladora con Martin Bashir de la BBC. En ella, contó a millones de espectadores sobre la infidelidad de su esposo, el príncipe Carlos de Inglaterra, y afirmó que era un “matrimonio de tres”.

La entrevista fue un movimiento tan impactante por parte de un miembro de la realeza que la reina Isabel II inmediatamente exigió que Diana y Carlos se divorciaran, para evitar que volvieran a ventilar sus asuntos privados en público. Sin embargo, hubo otra relación dañada por la entrevista: la conexión de Diana con la hermana de la reina, la fallecida princesa Margarita.

La temporada 4 de The Crown de Netflix juega con la potencial afinidad entre las dos mujeres, y el personaje de Margarita fue uno de los primeros en notar la infelicidad de Diana en el período previo a su boda. La serie muestra a Margarita intentando advertir a su familia que Diana “se romperá” si siguen tratando de obligarla a amoldarse a las exigencias de la familia, después de que ella pasara muchos años luchando por encontrar un lugar en la monarquía.

El autor de la biografía ‘Diana: Her True Story‘, Andrew Morton, explicó que la princesa de Gales había hablado una vez de Margarita con afecto. En las sinceras cintas grabadas en secreto para su biografía de 1992, Diana dijo: “Siempre he adorado a Margo, como la llamo. La amo mucho y ha sido maravillosa conmigo desde el primer día”.

Morton también especuló que cuando, en 1993, Margarita destruyó todas las privadas entre Diana y la Reina Madre, pudo haber intentado proteger a la joven princesa de Gales así como a su propia madre. “Ella podría, en ese momento, haber sido consciente de la futura vergüenza de Diana. Después de todo, se esperaba que sobreviviera a todos ellos”, dijo Morton.

A las dos princesas se las vio asistir juntas al teatro y, a veces, compartían un automóvil de camino a los compromisos reales. Margarita incluso observaba a su vecina mientras pasaba de contrabando a sus varios amigos varones a su apartamento del Palacio de Kensington, según el biógrafo.

El vínculo había comenzado a enfriarse después de la publicación de ‘Diana: Her True Story‘, pero como muchos miembros de la familia real, Margarita hizo la vista gorda ante las afirmaciones de que la Princesa de Gales había contribuido a la escandalosa biografía Sin embargo, en el momento del funeral de Diana en 1997, muchos observadores vieron a la hermana de la reina negándose a inclinar la cabeza en señal de respeto frente al ataúd de la difunta princesa de Gales cuando pasó por el palacio de Buckingham.

Morton comentó en The Telegraph: “Fue un momento que de alguna manera simbolizó no solo el distanciamiento entre dos antiguos vecinos reales, sino la distancia genuina que existía entre Diana y la Familia Real”. Explicó además que la entrevista de 1995 fue el punto de inflexión en su relación: “El hielo sólo entró realmente en su alma después de que Diana hizo su infame aparición en el programa insignia de la BBC, Panorama”.

Escribiendo en 2009, el biógrafo dijo: “A partir de ese día, la princesa Margarita no quiso tener nada más que ver con ella, y le envió a Diana lo que luego describió como una carta ‘hiriente y repugnante’ sobre su comportamiento”. Aunque la propia Margarita había soportado la infidelidad y el colapso de un matrimonio brutalmente público, Diana había traspasado la tradición real al aceptar hablar de su vida privada en público. Eso fue visto como “impactante e imperdonable”, según Morton.

En los años siguientes, Margarita evitó cuando pudo a la princesa Diana, especialmente en los actos públicos. Su biógrafo, Craig Brown, contó que ella le dijo a sus amigos: “La pobre Lilibet (apodo familia para Isabel II) y Carlos han hecho todo lo posible para deshacerse de la miserable niña, pero ella simplemente no se irá”. Margarita supuestamente argumentó que la princesa de Gales no debería haber tenido un funeral real o que fuera velada en la capilla real, lo que demuestra cómo su relación había cambiado completamente al final de la vida de Diana.

Prohibido estrictamente copiar completa o parcialmente los contenidos de MONARQUIAS.COM sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original. Puede encontrarnos en Facebook o Instagram.