Maharajá del siglo XXI: modelo, influencer y millonario, quién es el heredero del trono de Jaipur


A los 20 años, el príncipe indio controla una fortuna de hasta US$ 2.800 millones y ha desfilado en la pasarela de marcas de lujo como Giorgio Armani y Dolce & Gabbana.

Hay familias reales en todos los puntos cardinales de la India, descendientes de antiguos maharajás que gobernaron con esplendor hasta mediados del siglo XX. Pero el estado de Jaipur tiene un monarca especial: en esta ciudad hermosa, repleta de palacios imperiales, el maharajá Padmanabh Singh representa la riqueza y la influencia de la dinastía Singh en todo su esplendor. Tiene solo 21 años, pero el joven rey controla una fortuna de entre 697 millones y 2.800 millones de dólares, según Business Insider.

Los miembros inmediatos de la familia real son el apuesto Padmanabh Singh; su madre, la princesa Diya Kumari, Maharani Padmini Devi; y los hermanos del maharajá, la princesa Gauravi Kumari y Lakshya Raj Singh. Padamanbh, de 21 años, quien fue adoptado por su abuelo el difunto Bhawani Singh como su heredero.

La madre de Padmanabh se encarga hoy de administrar la amplia cartera de propiedades de la familia real, entre ellos el Palacio de la ciudad en Jaipur, Jaigarh y Fort, y una residencia de verano llamada Jaipur House, mientras hacen malabares con la administración de dos escuelas familiares: la Escuela del Palacio y la Escuela Maharaja Sawai Bhawani Singh.

Cuando el príncipe Padmanabh tenía cuatro años, lo enviaron a Mayo College en Ajmer, considerado uno de los mejores internados para niños de la India. Luego asistió a Millfield School en Somerset, Gran Bretaña, y una vez que terminó sus estudios siguió un curso de artes en la Universidad de Nueva York. Y su currículum no termina allí: también hizo un curso de historia del arte en la Universidad de Museología y Artes de Roma. “Tuve una educación como cualquier otro niño, sin derechos ni privilegios. Entonces, no experimento ningún choque cultural cuando viajo”, dijo a Architectural Digest.

El polo, conocido en la India y en muchas partes del mundo como el “deporte de los reyes”, también es uno de los favoritos de Padmanabh. Gracias a sus habilidades en el polo, el príncipe pudo ganar la Indian Open Polo Cup (fue el ganador más joven de la historia) y también consiguió el título de “el jugador más joven” de un equipo de polo de la Copa del Mundo. Su inclinación absoluta por el deporte le ha valido elogios internacionales, y se le ofreció una membresía tanto en la Federación Internacional de Polo como en el Guards Polo Club de Windsor en Gran Bretaña.

Padmanabh ama la moda

La moda define la personalidad del príncipe en general, y le gusta mantener su apariencia simple porque cree que la elegancia proviene de la simplicidad. Su estilo, por lo tanto, es realmente impresionante. Es un modelo muy conocido y ha desfilado en la pasarela de marcas de lujo como Giorgio Armani, Dolce & Gabbana y otras. El fotógrafo de fama mundial Mario Testino a menudo lo considera una de sus musas inspiradoras.

Padmanabh le gusta viajar por el mundo e intenta aprender sobre diferentes culturas. Uno de sus destinos de playa favoritos es Trancoso en Brasil. Pero cuando se trata de visitar destinos más apartados del mundo, prefiere la República Islámica Irán porque tiene algunos recuerdos increíbles de este país y dijo en una entrevista que cree que otros deberían explorar esta nación del Oriente Medio.

Pero aunque está rodeado de lujo, Padmanabh sabe cuáles son sus responsabilidades como rey heredero de un linaje real y cuando su familia todavía es respetada y venerada por los habitantes de Jaipur. Es un defensor de la educación de las niñas, que su madre, la princesa Divya Kumari, y la difunta abuela, Rajmata Padmini Devi, defienden con vocación. El príncipe se involucró en temas serios como el empoderamiento de la mujer, participando en la Fundación Princesa Divya Kumari.

Su otra máxima prioridad es garantizar que la majestuosa opulencia de todos los palacios del país esté intacta, incluido el Palacio Sujan Rajmahal, ya que la mayoría de ellos ahora son hoteles. Después de todo, él es el descendiente número 303 de la dinastía Singh.

El Palacio de la Ciudad de Jaipur es todavía la residencia oficial de su familia. Partes de su residencia palaciega son un museo, abierto a los visitantes que acuden en masa para ver sus artefactos históricos, tallas intrincadas y pinturas, pero para el visitante más rico, incluso hay un conjunto de habitaciones disponibles en la plataforma de alquileres turísticos por Internet Airbnb, y las ganancias se destinan a ayudar a las mujeres rurales de Jaipur.

El Palacio de la Ciudad fue parte de un gran proyecto para diseñar una nueva ciudad por Maharaja Sawai Jai Singh II, quien colocó su primera piedra en 1727. Llamada Jaipur, ahora se la conoce como la Ciudad Rosa debido al color de muchos de la piedra utilizada. El palacio real en sí es una mezcla de arquitectura Rajput y Mughal con los templos del palacio y otros edificios construidos alrededor de varios patios.

Prohibido estrictamente copiar completa o parcialmente los contenidos de MONARQUIAS.COM sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original. Puede encontrarnos en Facebook o Instagram.