El príncipe Andrés “nunca volverá” a la vida pública pese a su “delirio de grandeza”, afirma experto real


Su “falta de remordimiento” y “empatía por las víctimas” lo condenaron a desaparecer del centro de la escena dijo el editor de Royal Central.

El príncipe Andrés de Gran Bretaña, quien hace un año anunció su retiro temporal de la vida oficial después de verse involucrado en el caso de pedofilia de Jeffrey Epstein, “nunca volverá a sus deberes públicos, a pesar de su delirio de grandeza”, afirmó el periodista británico Charlie Proctor, experto de la realeza.

“Hace un año el príncipe Andrés tuvo su entrevista en Newslight. Su falta de remordimiento por su amistad con un delincuente sexual convicto y su falta de empatía por las víctimas de Epsteins sellaron su destino”, recordó Proctor, editor jefe del sitio web especializado en monarquías Royal Central.

Durante más de una década, Andrés, de 60 años, fue acechado por afirmaciones sobre su estrecha amistad con el financiero multimillonario, que se suicidó el año pasado mientras esperaba el juicio por cargos de tráfico sexual infantil.

El príncipe era particularmente cercano a la novia británica de Epstein, Ghislaine Maxwell, quien fue arrestada y acusada a principios de este año en relación con sus crímenes. El hijo de la reina ha sido acusado por una de las víctimas de Epstein, Virginia Giuffre, de haber tenido relaciones sexuales con ella cuando solo tenía 17 años.

El príncipe negó categóricamente las acusaciones y dijo que ni siquiera puede recordar haberla conocido, a pesar de que hay una foto de ellos juntos en la casa de Maxwell en Londres.

En noviembre de 2019, el duque de York contó su versión de los hechos en una polémica entrevista con la BBC. La reacción pública, en particular por su falta de simpatía por las víctimas de Epstein, llevó a la reina Isabel II a intervenir y obligar a su hijo a retirarse de la vida pública “en el futuro previsible”.

El mes pasado se informó que Andrés se estaba “enfocando en el camino a seguir” y buscando “replantear” su papel dentro de la casa real real, que podría verlo regresar a las funciones públicas el próximo año.

Sin embargo, un funcionario del palacio dijo: “La realidad… es que no hay negociación de un nuevo papel, y nunca lo habrá, ya que nunca podría haber una versión de representación que pudiera funcionar”. “Esto ni siquiera está en la agenda ni se está discutiendo de ninguna manera”, enfatizó.

“El futuro papel del duque solo puede considerarse seriamente una vez que se haya resuelto el proceso legal en los EE. UU. Y se haya explicado adecuadamente el lado de la historia del duque. Hasta entonces, el duque es sensible al estado de ánimo del público y al hecho de que la institución de la monarquía debe ser lo primero”, aseguró una fuente cercana al príncipe Andrés.

Prohibido estrictamente copiar completa o parcialmente los contenidos de MONARQUIAS.COM sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original. Puede encontrarnos en Facebook o Instagram.