Alemania: tres detenidos por espectacular robo de joyas reales en el castillo de Dresde


Cuando los ladrones irrumpieron en la Bóveda Verde del palacio de Dresde en noviembre de 2019, se robaron arte de un valor prácticamente incalculable.

Tres sospechosos del espectacular robo de joyas y diamantes, entre ellos uno de 49 quilates, en 2019 en el museo del Castillo de Dresde, Alemania, fueron detenidos este 17 de noviembre. Las tres personas detenidas, de nacionalidad alemana, son “muy sospechosas” de haber participado en el robo del museo Bóveda Verde (Grünes Gewölbe) del Castillo, indicaron la Fiscalía y la Policía, que llevaron a cabo una importante operación en varias ciudades de Alemania.

Según informó la cadena alemana Deutsche Welle, se llevaron a cabo allanamientos “en unos diez apartamentos, garajes y vehículos” en Berlín, con el objetivo de recuperar los 18 objetos robados, indicaron las fuentes. En total fueron movilizados 1.638 policías en varios operativos que se llevan a cabo en varias regiones de Alemania, agregó el comunicado de la Fiscalía y la Policía.

El robo ocurrió en noviembre de 2019, y los ladrones se habían hecho con una decena de joyas importantes que incluían varios “cientos” de diamantes, uno de ellos de 49 quilates. La dirección de la Bóveda Verde había dicho en su momento que se trataba de piezas de un valor histórico y cultura “inestimable” imposible de tasar.

Los ladrones se habían introducido al alba en el museo de esta ciudad barroca del este de Alemania y en pocos minutos habían robado ornamentos compuestos de piedras preciosas del siglo XVIII. Después, escaparon por la cercana autopista a Berlín en un vehículo de alta velocidad camuflado como un taxi y que estaba listo para la fuga, informó el diario alemán Bild. Los delincuentes se llevaron unos cien objetos de la colección del príncipe Augusto “el Fuerte” de Sajonia (1670-1733), entre botones, hebillas, adornos de sombrero y medallas decorados con diamantes, rubíes, esmeraldas o zafiros.

La histórica Bóveda Verde, que se considera un tesoro único y debe su nombre a la pintura verde en parte malaquita, fue construida en el siglo XVI. A partir de 1723, el elector de Sajonia y rey ​​de Polonia Augusto el Fuerte lo expandió hasta convertirlo en tesoro con piezas procedentes del Renacimiento y del Barroco. Una parte del museo fue destruida durante la II Guerra Mundial por los bombardeos de los Aliados mientras el Ejército Rojo tomó parte de las obras y se las llevó a la Unión Soviética.

En 1958 las joyas fueron devueltas a Dresde, en la entonces Alemania del Este.  Construido en el siglo XVI, el museo es conocido por contener una de las más importantes colecciones de joyas antiguas de Europa y posee piezas únicas de orfebrería, piedras preciosas, porcelana, esculturas de marfil o ámbar, bronces y recipientes decorados con gemas.

Una de las más prestigiosas piezas del museo, un diamante de 41 quilates, está expuesto actualmente en el Museo Metropolitano de Nueva York. El museo fue renovado en 2004. Las colecciones antiguas se encuentran en la planta baja, donde se cometió el robo, y el primer piso acoge exposiciones temporales.

Prohibido estrictamente copiar completa o parcialmente los contenidos de MONARQUIAS.COM sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original. Puede encontrarnos en Facebook o Instagram.