Siempre hubo ratas en el palacio de Buckingham y la reina Victoria tuvo un “cazador” profesional


Durante la era victoriana, el palacio de Buckingham estaba invadido por roedores y sus excrementos, aunque la plaga nunca pudo eliminarse definitivamente.

El personal doméstico de los palacios de la reina Victoria de Inglaterra (1837-1901) no solo abarcaba a puestos elevados, como el de ama de llaves, sino también al personal de cocina, el personal de la despensa, incluidos los mayordomos, mucamas, porteros, chefs, cocineros y muchachos de la cocina mayordomos, mayordomos menores, lavanderas, floristas, un departamento dedicado a la restauración, reparación y tapizado de muebles, encendedores de luces, un relojero, una brigada de de bomberos y una docena de deshollinadores…

Pero uno de los personajes más importantes en la vasta corte de la reina Victoria era el “Real Cazador de Ratas”, llamado Jack Black. Durante la era victoriana, el palacio de Buckingham estaba invadido por roedores y sus excrementos, aunque la plaga nunca pudo eliminarse definitivamente y se han reportado invasiones incluso hasta 2020. Los trabajadores de las partes más bajas del palacio están acostumbrados a ver ratones de vez en cuando, pero se considera algo habitual y son casos aislados, pero a pesar de ello, se suelen colocar trampas y veneno para tener controladas estas plagas. Los trabajadores de las cocinas de palacio reciben instrucciones, como asegurarse de cerrar siempre los armarios y las despensas, así como no dejar nunca comida a la vista.

Definido como “el cazador de ratas más valiente que cualquier hombre que viviera”, el deber de Black era deshacerse de esas alimañas de la corte, aunque no siempre las mataba. Algunas las enviaba vivas a las tabernas de Londres donde se organizaban peleas de ratas y la gente apostaba. El joven había comenzado a atrapar ratas a la edad de 9 años, y se hizo conocido a principios de la década de 1840 cuando comenzó a atrapar ratas de varios departamentos del gobierno en Londres hasta que fue contratado por la reina. Black caminaba por corredores y salones de palacio con un llamativo chaleco rojo, un traje de cuero blanco, un abrigo verde, una banda de oro alrededor del sombrero y un cinturón adornado con ratas de hierro fundido.

Prohibido estrictamente copiar completa o parcialmente los contenidos de MONARQUIAS.COM sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original. Puede encontrarnos en Facebook o Instagram.