“Carlos no es rey, pero sería injusto descartar su trabajo por Inglaterra”, afirma experta real


El heredero al trono llega a los 72 años esperando cumplir el papel para el que nació pero con un respeto público que nunca hasta ahora había alcanzado. “Logró mucho más” como el heredero durante toda su vida que si hubiera sido coronado joven, dice Victoria Arbiter.

El príncipe Carlos, heredero del trono británico, cumple 72 años este sábado 14 de noviembre. El heredero de la corona desempeña cada vez más compromisos oficiales en sustitución de su madre, quien, debido a su avanzada edad, haya decidido reducir su actividad, especialmente los viajes al extranjero, y a quien la pandemia del coronavirus obligó a mantenerse alejada de los actos oficiales durante meses.

“A medida que llega cada cumpleaños, lo que lo vuelve un año más mayor, la posibilidad de que Carlos tenga espacio para dejar su marca real disminuye aún más, pero aunque su vocación final llegará tarde en la vida, sería injusto descartar sus obras hasta la fecha”, opinó la periodista británica y experta de la realeza Victoria Arbiter.

Junto a su esposa, la duquesa de Cornualles, el príncipe Carlos desempeñó más 600 compromisos en el Reino Unido y el extranjero en 2019, y se estima que a lo largo de su vida ha visitado más de 100 países. A lo largo de su vida, ha demostrado ser un apasionado de temas como la protección del medioambiente y llegó a hablar ante la cumbre del clima de París en 2015. También se ha manifestado a favor de la preservación de especies en peligro de extinción o la arquitectura, lo que muchas veces le valió críticas desde diversos sectores de la prensa.

“Carlos, una de las primeras figuras destacadas en abordar los peligros de los plásticos, ha estado defendiendo la acción climática durante más de cuatro décadas. Pidió tolerancia religiosa, promovió la sostenibilidad e instó constantemente al hombre a trabajar en armonía con la naturaleza”, recordó Arbiter, que definió al príncipe como un “ecologista y filántropo apasionado” que se mantiene “fiel a sus convicciones incluso frente al ridículo fuera de lugar”.

Carlos “ha logrado mucho más como el heredero más antiguo de Gran Bretaña que lo que habría logrado siendo coronado demasiado joven”, remarcó la experta.

“Con una devoción al deber igualada únicamente por sus padres, su compromiso con la reina y el país sigue siendo insuperable”, afirmó Arbiter en un artículo publicado en Nine.com. “Es posible que Guillermo se haya asegurado el voto popular, pero aunque la popularidad es voluble, tiene poco valor en comparación con la experiencia, la sabiduría y la voluntad de hierro”.

El hijo mayor de Isabel II, nacido el 14 de noviembre de 1948 en el palacio de Buckingham, patrocina más de 420 organizaciones benéficas, pero su principal labor es con la entidad “Prince’s Trust”, que ayuda a jóvenes con pocos recursos a encontrar trabajo o a iniciar alguna actividad empresarial.

Carlos Felipe Arturo Jorge es el príncipe que más años ha sido heredero de la corona de la historia británica y el que más años ha ostentado el título de príncipe de Gales, que recibió en 1958. Con casi 4 años de edad, Carlos se convirtió en heredero del trono al asumir su madre la corona en febrero de 1952 por la muerte del rey Jorge VI mientras ella estaba en Kenia. Desde entonces, Carlos ha pasado 68 años esperando para cumplir el papel para el que nació.

Aunque hubo rumores y afirmaciones serias de que la reina está se preparando para entregar más funciones al príncipe de Gales y retirarse en 2021, Victoria Arbiter explicó: “No dudo de la fe de la reina en su hijo mayor, pero un paso de las riendas entra en conflicto con el orden natural de las cosas”. Y agregó:

Teniendo en cuenta la crisis constitucional que estalló con la abdicación de Eduardo VIII, dimitir no es una opción que creo que exploraría fácilmente. Por extensión, si Carlostuviera la tarea de servir como pseudo-monarca a la sombra de su madre, su potencial a los ojos del público se vería seriamente socavado”.

“Dada la longevidad de la reina”, escribió Arbiter, “Carlos será el heredero británico de mayor edad en asumir el trono, pero el país se beneficiará de que él sea el más preparado”. “El reinado del rey Carlos III probablemente será breve, pero cuando el arzobispo de Canterbury coloque la corona de San Eduardo sobre su cabeza, Carlos se prometerá a la nación por el resto de su vida. Es una promesa que su madre hizo hace eones y creo que tiene la intención de cumplir”, recordó.

Prohibido estrictamente copiar completa o parcialmente los contenidos de MONARQUIAS.COM sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original. Puede encontrarnos en Facebook o Instagram.