Caso Epstein: FBI revelará nuevos hallazgos sobre el príncipe Andrés en red de abuso de menores


Su amigo Jeffrey Epstein se suicidó y su amiga Ghislaine Maxwell está en prisión en espera de juicio: ahora le toca al duque de York responder a las acusaciones.

Virginia Roberts Giuffre sostiene que fue Maxwell quien la entregó al príncipe Andrew cuando tenía 17 años para mantener relaciones sexuales con él.

La Oficina Federal de Investigaciones estadounidense (FBI) se prepara para revelar nuevos hallazgos sobre la red de abuso de menores de Jeffrey Epstein, amigo del príncipe Andrés de Inglaterra, como parte de la investigación sobre los vinculados al fallecido financiero.

Se espera que los abogados estadounidenses compartan los detalles con las presuntas víctimas de Epstein antes de una audiencia del comité del Congreso y un anuncio público que tendrá lugar la próxima semana, reveló el diario británico The Mirror en una exclusiva.

Según los informes, también incluirán información sobre el príncipe Andrés, de quien se dice que conoció o tuvo contacto con “al menos seis” del círculo cercano de amigos del financiero, que habían permitido su abuso de menores.

El FBI reveló durante el verano que había construido casos penales contra estas personas y pronto se esperan nuevos arrestos. Por otra parte, abogado de las presuntas víctimas, Jack Scarola, confirmó la noticia de que los documentos están a punto de ser compartidos con sus clientes.

“Soy consciente de que la Oficina del Fiscal se está reuniendo con los sobrevivientes de Epstein para anunciar los resultados”, dijo el abogado, según lo citado por Mirror. “El proceso ha sido dolorosamente lento, pero claramente está progresando, así que mi actitud es de optimismo cauteloso”.

El papel del príncipe en el Caso Epstein

El príncipe Andrés, duque de York, de 60 años, está acusado de tener relaciones sexuales con una de las víctimas más francas de Epstein, Virginia Roberts Giuffre, en al menos tres ocasiones en 2001, cuando todavía era menor de edad. El miembro de la realeza de 60 años ha negado estas afirmaciones.

El príncipe defendió su amistad con el delincuente sexual condenado durante su entrevista explosiva para el programa Newsnight de la BBC en noviembre de 2019. Esta conversación le valió la ira del público británico, ya que negó polémicamente su relación con Giuffre, a pesar de la existencia de una foto que los muestra juntos. El duque sugirió que la imagen podría haber sido manipulada.

Pronto el hijo de la reina Isabel II se vio obligado a renunciar a sus funciones públicas, a raíz de la fuerte reacción que había causado su entrevista. El Palacio de Buckingham lo apoyó públicamente, negando “enfáticamente” que Andrés “haya tenido alguna forma de contacto o relación sexual con Virginia Roberts”. “Cualquier afirmación en contrario es falsa y sin fundamento”, agregó la casa real.

Según el FBI y los fiscales federales en Nueva York, el príncipe Andrés no cooperó realmente mientras llevaba a cabo una investigación contra los presuntos delitos de tráfico sexual de Epstein, algo que los abogados del duque han negado, diciendo que en realidad se había puesto en contacto con los agentes en tres ocasiones.

Sin embargo, el fiscal federal del Distrito Sur de Nueva York, Geoffrey Berman, sostuvo que el príncipe Andrés “trató de presentarse falsamente ante el público como preocupado y dispuesto a cooperar con una investigación federal en curso sobre tráfico sexual” de Epstein y, sin embargo, la cooperación nunca llegó.

Decenas de presuntas víctimas de Jeffrey Epstein están demandando actualmente el patrimonio del financiero, que incluye propiedades en Florida y Nueva York, para obtener una compensación. Se creó un fondo para satisfacer las denuncias de las presuntas víctimas del multimillonario, que acusaron abierta o anónimamente a Epstein de delitos sexuales y tráfico de niñas en el pasado. Se ha informado de que más de 70 mujeres podrían solicitar una indemnización.

El propio Epstein murió en una celda de la prisión en agosto pasado, mientras esperaba el juicio por cargos sexuales, y su muerte se consideró un suicidio. Su socia y presunta cómplice, Ghislaine Maxwell, también fue arrestada en julio por cargos de acicalamiento y tráfico sexual de menores en 1994-97 para ser abusados ​​sexualmente por su amiga. La amiga cercana del príncipe Andrés también está acusada de mentir sobre estos crímenes dos décadas después.

Virginia Roberts Giuffre sostiene que fue Maxwell quien la había entregado al príncipe Andrés, mientras que Maxwell define a la acusadora como una “horrible fantasiosa”. La heredera editorial negó todas las acusaciones formuladas contra ella ya que espera que se celebre un juicio próximamente. Sin embargo, varias mujeres han hablado públicamente en contra de Maxwell, alegando que ella era en realidad la mente maestra detrás de la red de tráfico sexual de Epstein y una abusadora. (SPUTNIK)