The Crown, temporada 4: hitos de la Casa de Windsor que veremos en la serie


Con la esperada llegada, el próximo 15 de noviembre, de la cuarta temporada de “The Crown” a Netflix, comienza a sentirse en el Reino Unido una oleada de nostalgia.

La serie recorrerá los turbulentos años que vivieron la reina Isabel II y su familia desde el asesinato de Lord Mountbatten hasta la crisis matrimonial del príncipe Carlos y Diana Spencer. Pero también cubrirá ampliamente la relación política entre la reina y la primera ministra Margaret Thatcher, la guerra de las Islas Malvinas, la boda de los príncipes de Gales y los desesperados últimos años de la princesa Margarita.

Antes del regreso del programa de Netflix, repasamos algiunos de los hitos de la Familia Real británica que se reflejarán en la serie:

La cuestión de Carlos: soltero a los 30 y una larga lista de novias

A medida que la década de 1970 llega a su fin, la Familia Real, los medios de comunicación y la población se preocupan cada vez más por el príncipe Carlos: ¿por qué, después de los 30 años, el heredero al trono aún no está casado y no muestra signos de querer sentar cabeza? Visto como un príncipe playboy a finales de los 70, cada tantos días la prensa lo relacionaba con alguna mujer de la alta sociedad sin que los rumores de noviazgo no se acallaran. Con de una década de novias, la lista difundida por los tabloides era interminable: entre ellos se contaba Lady Sarah, hija de los condes Spencer.

El asesinato de Lord Mountbatten

Vestigio del Imperio Británico e influyente personaje de la Casa de Windsor, el conde Lord Louis Mountbatten fue el tío más cercano, mentor y consejero del príncipe Carlos. A instancias suyas, el príncipe de Gales dejó a la inapropiada Camilla Shand pero la relación jamás se debilitó. En 1978, Mountbatten fue asesinado por un atentado con bomba perpetrado por el IRA en Mullaghmore (Irlanda). El crimen, en el que también falleció un nieto del conde y varios familiares resultados gravemente heridos, conmocionó al príncipe Carlos, que lució apesadumbrado en los funerales nacionales. Lord Mountbatten fue asesinado poco después de escribir una carta a Carlos instándole a poner el deber primero, encontrar una novia adecuada y olvidar a Camilla.

El helado enfrentamiento de Isabel II con Margaret Thatcher

La reina mantuvo una relación “fría” con la primera mujer que ocupó el cargo de premier en el Reino Unido, según biógrafos reales. El cronista real Kenneth Rose afirma que a la reina no le agradaba la primera ministra y que incluso en dos ocasiones la monarca no fue generosa con la gobernante. La primera vez fue durante una cena con Jean Barker, baronesa Trumpington, el 18 de septiembre de 1985, cuando la baronesa transmitió un duro comentario que hizo la reina sobre la primera ministra: “Se queda demasiado tiempo y habla demasiado. Ha vivido demasiado entre hombres”. “Su Majestad no estaba de acuerdo con la política de Thatcher. La consideraba un peligro”, explicó el ex primer ministro australiano Robert Hawke. La reina pensaba que las reformas modernistas en el ámbito social podría afectar la continuidad de la monarquía y Thatcher decidía sola sus propios asuntos, sin consultar a la reina, y evitaba visitar el palacio siempre que le era posible.

Olivia Colman, quien interpreta a la reina en The Crown, dijo: “Isabel y Margaret tienen la misma edad, tienen el mismo impulso y la misma devoción por sus padres, la misma ética de trabajo. Pero aun así no se llevan bien. No es la hermosa amistad que la Reina espera que sea. Es increíble trabajar con Gillian (Anderson), de vez en cuando tengo un escalofrío adecuado, ella era tan parecida a la real cosa, pero tan capaz de sonreír y ser tonto en el momento en que cortamos”. Anderson, quien ofrece una interpretación magistral de Thatcher, dijo: “Tienen muchas similitudes. Pero donde la Reina se inclina hacia atrás, Thatcher se inclina; donde la reina se queda callada, Thatcher deja muy claras sus opiniones; donde la reina no hace nada, Thatcher entra en acción”.

El día que dispararon a la reina

The Crown refleja los extraordinarios eventos del 13 de junio de 1981, que comenzaron con la reina Isabel II encabezando la procesión ceremonial a lo largo de The Mall a caballo. En un instante, Marcus Sarjeant, un joven de 17 años de la ciudad de Kent oculto entre la multitud que vitoreaba a la reina, apuntó con una pistola directamente hacia ella, disparando seis cartuchos de fogueo antes de que la policía lo tirara al suelo. La reina mantuvo una calma sobrenatural, ofreciendo a su caballo Birmano de 19 años una palmadita tranquilizadora antes de montar “tan fresca como un pepino, como si nada hubiera pasado”, según recordó su ex guardia Alec Galloway.

Los informes de la BBC en ese momento dijeron que la monarca “parecía conmocionada por el episodio, pero pronto recuperó la compostura”.Alec Galloway, entonces de 37 años, y un cabo Lance de la Guardia Escocesa estaban en el lugar. “Escuché unos seis disparos que sabía que estaban cerca de mí. Miré a mi alrededor a la derecha y vi a un pistolero apuntando directamente a la Reina y los disparos se dispararon. Todo sucedió muy rápido. Todo lo que quería hacer era agarrar a este hombre por el pelo y tirar de él por encima de la barrera. Sentí pura ira cuando lo alcancé. Usé todas mis fuerzas para tirar de él sobre la barrera y tirar la pistola al suelo”, relató.

La boda del siglo (el desastre del siglo)

La temporada 4 centrará la mirada en la desastrosa relación del príncipe Carlos con Diana Spencer. El romance empezó un mes después del 19 cumpleaños de Diana en agosto de 1980, al coincidir ambos en el Castillo de Balmoral. Ella vivía entonces en Londres, donde trabajaba como profesora en un jardín de niños. Salieron juntos durante medio año hasta que el príncipe se declaró y le propuso matrimonio el 3 de febrero de 1981 durante una cena privada en el palacio de Buckingham. Ella aceptó y se fijó la fecha de la boda; se celebraría cinco meses después, el 29 de julio. Los contrayentes seleccionaron esta fecha coincidiendo con las vacaciones parlamentarias para que los ciudadanos contasen con un día festivo. Diana conectaba con los ciudadanos: “Quiero tener montones y montones de niños. Tantos como la reina Victoria”, declaraba con gesto virginal en una entrevista.

Infidelidad, bulimia, intentos de suicidio

Diana no tardaría mucho en descubrir el secreto de Carlos. Los biógrafos reales relatan que ella descubrió antes de la boda un regalo que el príncipe le enviaría a Camilla Shand, a la que jamás había dejado. La vida de Diana en la Casa de Windsor estuvo jalonada de escándalos y la presión real se hizo sentir: Diana fue criticada por su personalidad inestable pero pese a su fragilidad, consiguió hacerse muy popular tanto por sus colaboraciones en obras humanitarias como por su personalidad.

Codiciada por la prensa, considerada un sex simbol, pronto cambió su imagen recatada e ingenua por otra sofisticada y glamourosa. El nacimiento de Guillermo (1982) y Harry (1984) no unió a la pareja. Según el biógrafo Andrew Morton, Diana sufrió depresiones nerviosas, cinco intentos de suicidio y bulimia. A finales de los 80, Carlos fortalecía su relación con Camilla y Diana tendría un romance con el capitán de caballería James Hewitt, relación que terminó confesando en una entrevista con la BBC. El 10 de diciembre de 1992, el primer ministro británico John Major anunció la separación oficialmente. Dos años después el príncipe Carlos reveló su relación adúltera con Camilla y la separación terminó en divorcio en 1996.

El ocaso de Margarita

La hermana alegre, extrovertida y fiestera de la reina Isabel II se convertiría en una señora amargada y aburrida en los años 80. Apodada la “princesa rebelde” en su juventud, Margarita dio mucho de qué hablar en los años 50 y 60 por sus “locuras” e hizo temblar las tradiciones y los convencionalismos, pero al cumplir 50 años consideraba que su vida no tenía sentido. Refugiada en el alcohol y el tabaco, la depresiva Margarita sufrió severos problemas de salud, que preocuparon a su hermana, y de a poco desapareció de la vida pública. Sus allegados aseguran que abandonó el tabaco cuando los médicos le extirparon parte del pulmón izquierdo, en 1985.

El verano de 1999, cuando sumergió las piernas en una bañera con agua hirviendo en “Les Jolies Eaux”, su finca en la caribeña isla de Mustique, Margarita no notó la excesiva temperatura porque sufría del mal de Raynaud, una enfermedad que afecta la circulación y que es particularmente grave entre los fumadores porque la nicotina incrementa la constricción de las arterias. El resultado fue devastador: quemaduras de gravedad que alcanzaron hasta los tobillos y que la sumieron en una silla de ruedas durante sus últimos años. Murió en 2002. Su amigo, Colin Glenconner, dijo que la princesa pasaba “por una turbulencia interior y una profunda sensación de desesperación”.

Prohibido estrictamente copiar completa o parcialmente los contenidos de MONARQUIAS.COM sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original. Puede encontrarnos en Facebook o Instagram.