Por qué la reina Isabel II no ha usado mascarilla contra el coronavirus en público


El biógrafo real Robert Lacey se pregunta qué quiere demostrar la monarca al no usarla, pero cree que falta muy poco para que lo haga.

Mientras los líderes y profesionales de la salud por todo el mundo instan a que la gente utilice tapaboca (mascarilla) para reducir la propagación del Covid, la reina británica Isabel II todavía no se puso una en público, sobre todo cuando el Reino Unido acumula más de un millón de infectados y se vio obligado a imponer un nuevo confinamiento nacional. Los demás miembros de la familia real, incluidos el príncipe de Gales y la princesa Ana, sí aparecieron con mascarillas en los eventos públicos.

Robert Lacey, biógrafo real y consultor histórico, intentó dar una explicación a la actitud de la reina Isabel II respecto al uso de tapabocas en tiempos de la pandemia: “Quiere mostrar a Gran Bretaña una imagen de unos tiempos magníficos y sin máscara que se avecinan”, opinó en declaraciones a Fox News. Según Lacey, la reina “tiene esperanzas” de que la pandemia terminará pronto.

El 5 de noviembre entró en vigor la cuarentena nacional en un intento de frenar la propagación del coronavirus en el país. A partir de este día, hasta el 2 de diciembre, los ingleses solo podrán abandonar sus casas por razones esenciales, como el trabajo, la educación y las compras necesarias. Las personas de diferentes hogares tampoco podrán reunirse dentro o fuera, excepto pocos casos. 

Isabel II solo ha sido vista en público dos veces en el último mes, durante una visita al parque científico Porton a mediados de octubre, y una visita privada a la Abadía de Westminster esta semana, en ambas ocasiones sin una márcara de protección. Lacey, quien lleva 40 años escribiendo sobre la familia real, observó que a las 48 personas que se pusieron en contacto con la monarca en Porton se les habían hecho el test del Covid-19 antes de reunirse con ella.

No obstante, el experto pronosticó que pronto veremos a la reina -de 94 años- usar la máscara reglamentaria. Según Lacey, Isabel II podría ponerse un tapabocas el 8 de noviembre en un evento dedicado a conmemorar los sacrificios de los miembros de las fuerzas armadas y los civiles en tiempos de guerra, específicamente la Primera Guerra Mundial.

“¿Veremos a Su Majestad honrar su sacrificio llevando una mascarilla que se ha convertido en el símbolo de nuestra firmeza nacional para derrotar a este cruel e insidioso enemigo?”, se preguntó Lacey.

Prohibido estrictamente copiar completa o parcialmente los contenidos de MONARQUIAS.COM sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original. Puede encontrarnos en Facebook o Instagram.