Carlos de Inglaterra aboga por la moda sostenible y abrió talleres de reparación y costura


El príncipe Carlos de Gran Bretaña lanzó un grito de guerra a favor de la moda sostenible en la que los clásicos atemporales se pueden remendar, reparar y usar durante años. En una entrevista con el editor de la revista británica Vogue, Edward Enninful, el Príncipe de Gales se comparó a sí mismo con “un reloj parado” que marcaba la hora correcta dos veces al día, sugiriendo que accidentalmente estaba a la moda de vez en cuando.

El príncipe Carlos reveló en la entrevista que estableció un taller de reparación de ropa en Dumfries House, su lugar de descanso en Escocia, para que la gente llevara ropa vieja para remendar, además de artículos electrónicos y otros artefactos. Carlos dijo que el sector textil de la moda británica es “de enorme importancia” y le dijo al editor en jefe de British Vogue que tiene la determinación de revivir las habilidades tradicionales de bordado, costura, corte y sastrería.

“Me parece que hay enormes oportunidades, particularmente ahora, dentro de todo el sector de la moda sostenible, para contrarrestar esta tendencia extraordinaria de ropa desechable, o desechar todo, francamente“, dijo el heredero del trono británico, de 71 años. Además, instó a los consumidores a comprar moda británica porque eso “eliminaría la contaminación de las cadenas de suministro”.

Elogiado por Enninful por su elegancia, el príncipe de Gales dijo: “Pensé que era como un reloj parado, tengo razón dos veces cada 24 horas. Pero… estoy muy contento de que pienses que tiene estilo. Me preocupan los detalles y las combinaciones de colores. Tengo suerte porque puedo encontrar personas maravillosas que son creadores brillantes de las cosas que aprecio y, por eso, trato de que sigan funcionando durante más tiempo”.

Soy una de esas personas a las que les reparan zapatos, o cualquier prenda de vestir, si puedo, en lugar de simplemente tirarlos”, dijo Carlos. “Y es por eso que creo que, desde un punto de vista económico, existen enormes oportunidades para que las personas creen pequeñas empresas relacionadas con la reparación, el mantenimiento y la reutilización”.

“Esa es una de las razones por las que he intentado en Dumfries House iniciar una especie de mercado de segunda mano precisamente con ese propósito, donde se pueden traer cosas, ya sean electrodomésticos o cualquier otra cosa, para repararlas. Cuando era niño, solíamos llevar nuestros zapatos al zapatero en Escocia y mirar con fascinación cómo se arrancaba las suelas y luego se ponía las nuevas”, explicó.

A través de The Prince’s Foundation, el heredero al trono creó un programa de formación de “atelier”, llamado The Modern Artisan Project, que enseña a niños y adultos habilidades de sastrería y confección que temía que corrieran el riesgo de desaparecer. El proyecto se ejecuta en Dumfries House y en una ubicación en el este de Londres. Los estudiantes del proyecto están a punto de lanzar su primera colección de moda “con la sostenibilidad comercialmente viable en su núcleo”.

El Príncipe dijo: “Habíamos comenzado un proyecto de capacitación textil en moda de alta gama y habilidades de costura. Como usted sabe mejor que yo, estas cosas son cada vez más breves, porque la generación mayor está llegando al final de su vida laboral”.

Prohibido estrictamente copiar completa o parcialmente los contenidos de MONARQUIAS.COM sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original. Puede encontrarnos en Facebook o Instagram.