Crisis política en Tailandia: ¿cómo sobrevivirán el rey y la monarquía a su mayor desafío?


Los analistas temen lo peor si toma medidas contra los manifestantes, con una advertencia: “Es conocido por su disposición a utilizar la violencia contra las personas que le desagradan”.

El viaje del rey Maha Vajiralongkorn desde Alemania a Tailandia este mes estuvo marcado por muchos momentos cruciales.

Poco más de un año después de su ceremonia oficial de coronación y apenas cuatro años desde que ascendió al trono tras la muerte de su padre, el rey Bhumibol Adulyadej, Vajiralongkorn se enfrenta a un desafío en una escala no vista desde el fin de la monarquía absoluta en 1932.

Una de las grandes críticas que recibe el rey, también conocido como Rama X, es que pasa la mayor parte del año en Alemania acompañado de un nutrido séquito formado en parte por decenas de concubinas.

Por primera vez en la historia, un monarca de la Dinastía Chakri está bajo escrutinio por parte de un gobierno extranjero después de que decenas de miles de tailandeses indignados por el papel del rey se manifestaron ante la embajada alemana en Bangkok, exigiendo la acción del gobierno alemán.

El ministro de Relaciones Exteriores de Alemania, Heiko Mass, dijo en medio de la creciente tensión política que Alemania estaba “verificando continuamente si hay cosas que consideramos ilegales”, y agregó que habría “consecuencias inmediatas” si es así.

Una carta enviada al embajador alemán en Tailandia por el grupo activista Khana Ratsadon International (Partido del Pueblo) pidió a Berlín que declarara a Vajiralongkorn persona non grata porque el ejercicio del rey de la autoridad real en suelo alemán contradice el artículo 1 de la constitución de Alemania, aunque expertos legales alemanes dijo que sería casi imposible probar tales violaciones.

Otra carta abierta del grupo activista Fellow Thai Citizens pidió a Alemania que revele los registros de entrada y salida del rey, declare si el monarca está obligado a pagar el impuesto a la herencia de acuerdo con la ley alemana y verifique si aprueba las presuntas violaciones de derechos humanos que han ocurrido en Tailandia durante sus años de vivir en Alemania.

Una fuente del parlamento alemán dijo esta semana a la agencia Reuters que el gobierno de Angela Merkel no cree que el rey Vajiralongkorn atienda negocios de Estado de manera continua mientras se encuentra en Alemania y que se le permitía tomar decisiones ocasionales desde allí.

Además, el rey tiene una visa que le permite permanecer en Alemania durante varios años como persona privada y también disfruta de inmunidad diplomática como jefe de estado, dijo el gobierno a la comisión de asuntos exteriores del Bundestag.

“El gobierno alemán ha opinado que todavía no es de la opinión de que el rey tailandés haya realizado negocios continuamente”, dijo la fuente.

En una carta al South China Morning Post, Tull Traisorat, el cónsul general de la embajada tailandesa en Hong Kong, también refutó los informes de que el rey tailandés estaba desempeñando funciones gubernamentales en Alemania, diciendo que sus visitas al país “son un asunto privado, y son reconocidos como tales por las autoridades alemanas.

“Durante sus visitas, Su Majestad el Rey siempre se adhiere a las leyes y regulaciones locales como lo hace cualquier otro visitante“, dijo Tull, y agregó que fue “muy desafortunado que la información sobre la monarquía haya sido ampliamente distorsionada y politizada de manera inapropiada”.

A principios de octubre, el rey, de 68 años, que había regresado a Tailandia desde el Grand Hotel Sonnenbichl en los Alpes bávaros, que había alquilado para él y su séquito para permanecer durante la pandemia de coronavirus, se encontró con crecientes protestas callejeras en Bangkok contra su gobierno y su conducta personal.

Pero las “10 demandas” de los manifestantes liderados por estudiantes, una declaración leída por primera vez en agosto que pide transparencia con respecto a los activos del rey, la eliminación de sus protecciones legales, el fin de la ley de lesa majestad que evita las críticas contra la Corona, y la prohibición de la capacidad del rey para intervenir en la política tailandesa, han sido ignorados por la Palacio Real y el gobierno del primer ministro Prayuth Chan-ocha.

La monarquía se mantiene estable, el rey no

Los parlamentarios pro-Prayuth, dirigidos por Paiboon Nititawan, utilizaron la sesión parlamentaria tailandesa especial, que tenía la intención de discutir la crisis política, para criticar las demandas de los estudiantes, diciendo que podrían llevar a Tailandia a convertirse en una república y que Prayuth es la mejor persona para evitar que eso suceda.

Pita Limjaroenrat, líder del partido de oposición Move Forward, respondió que la monarquía debe realinearse para adaptarse al contexto cambiante de la sociedad, de modo que “incluso cuando el reinado está cambiando, la institución se mantiene estable”.

Pavin Chachavalpongpun, profesor asociado en el Centro de Estudios del Sudeste Asiático de la Universidad de Kioto, dijo que el escrutinio del rey por parte de Alemania afectará las relaciones bilaterales y que si ocurriera un golpe o violencia contra los manifestantes, la Unión Europea, con Alemania ocupando ahora la presidencia, impondría sanciones a Tailandia como hizo después de la Golpe de 2014 mediante el que Prayuth, quien era entonces el jefe del ejército, quitó el poder al gobierno electo de Yingluck Shinawatra.

“Tailandia hará un berrinche” si se imponen sanciones, dijo Pavin, quien se convirtió en refugiado en 2014 antes de que el gobierno prohibiera a los tailandeses tener cualquier interacción en línea con él en 2017. “Tailandia exigirá que Alemania no interfiera en la política interna. Pero Alemania hará lo que tenga que hacer”, agregó, citado por China South Morning Post.

Nuestro Señor de la Tierra está siendo atacado”

Según Patrick Jory, profesor titular de historia del sudeste asiático en la Universidad de Queensland, cree que el rey “es una vergüenza para las relaciones exteriores de Tailandia debido a su terrible comportamiento personal”. “Pero, ¿qué pueden hacer los funcionarios de relaciones exteriores? Saben que si se los considera desleales a Vajiralongkorn, serán castigados”, agregó.

Desde que el movimiento a favor de la democracia se aceleró en julio, los monárquicos más radicales se embarcaron en un contraataque, denunciando los llamamientos a la reforma de la monarquía y condenándola como un acto de traición e ingratitud.

En agosto, Warong Dechgitvigrom, un ex miembro del Partido Demócrata realista, fundó el grupo Thai Pakdee, o “tailandeses leales”. “Hoy nuestro Señor de la Tierra (n.d.e: uno de los títulos del rey) está siendo atacado y calumniado. ¿Es esto aceptable para todos los tailandeses? Es hora de que los tailandeses no toleren esto”, dijo sobre la fundación del grupo.

Desde la perspectiva de Thai Pakdee, el desafío que enfrenta Vajiralongkorn desaparecerá una vez que se den a conocer los “cerebros” detrás de las protestas estudiantiles.

Maniobrando entre bastidores”

Andrew MacGregor Marshall, un periodista escocés que se centra en los problemas de Asia y es un crítico de la monarquía tailandesa desde hace mucho tiempo, prevé que se producirá un choque de este tipo, publicando en su página de Facebook: “Para preservar la paz es necesario reprimir las protestas que piden la reforma de la monarquía”.

Marshall también señaló que se vio que el rey, que viajó a Ubon Ratchathani la semana pasada con la reina, “caminaba muy rígido. Las fuentes dicen que se debe a que insiste en usar una chaqueta antibalas debajo del uniforme y también enfrenta más problemas de salud. Por eso su cara está extrañamente descolorida”

Otros críticos ven en las posibles maniobras del palacio paralelismos con las acciones reales tomadas antes de la masacre de estudiantes tailandeses en 1976, cuando grupos paramilitares de derecha dispararon, quemaron y lincharon a estudiantes activistas en la Universidad Thammasat en Bangkok.

“La monarquía permanece callada públicamente. Pero sabemos que antes de las masacres de Thammasat de 1976, el palacio participó en la activación de grupos paramilitares como los Village Scouts para oponerse al movimiento estudiantil”, dijo Greg Raymond, académico en defensa de la Asean en la Universidad Nacional de Australia.

“Hoy no lo sabemos con un 100% de certeza, pero es posible que el palacio esté maniobrando entre bastidores con fuerzas conservadoras como el Consejo Privado, las fuerzas de seguridad, tanto la policía militar como el Royal Security Command, y el gobierno de Prayuth para estimular la oposición pública al movimiento estudiantil”, dijo.

Hay indicios de que los funcionarios del gobierno están tratando de sacar a los tailandeses conservadores a las calles para oponerse a los estudiantes”, agregó.

Otros críticos, como Jory, de la Universidad de Queensland, dicen que es casi imposible predecir el próximo movimiento del rey, aunque temían lo peor si tomaba medidas contra los estudiantes: “Se sabe que Vajiralongkorn es testarudo, impredecible, fácil de enojar e impulsivo”, dijo. “Es conocido por su disposición a usar la violencia contra las personas que le desagradan. Así que es probable que ejerza una presión extrema sobre [Prayuth] para que ponga fin a las protestas”.

“En crisis pasadas, la monarquía se ha mantenido remota e imparcial, monitoreando los eventos de cerca y trabajando a través de asesores confiables en el Consejo Privado, esperando el momento adecuado para intervenir”, dijo Raymond, de la Universidad Nacional de Australia. “Sin embargo, esta crisis es diferente a las crisis durante el reinado de Rama IX, porque ahora la monarquía está siendo desafiada directamente de una manera que Rama IX nunca experimentó“.

Tyrell Haberkorn, profesor de lenguas y culturas asiáticas en la Universidad de Wisconsin-Madison, quien escribió el libro Revolution Interrupted: Farmers, Students, Law, and Violence in Northern Thailand, está de acuerdo: “Los ciudadanos están haciendo preguntas que nunca antes habían hecho sobre el papel de la monarquía en la política y la relación entre los gobernantes y los gobernados”.

“Creo que los estudiantes han prestado un gran servicio al debate democrático en Tailandia sobre el futuro de la monarquía tailandesa al hacer públicas estas demandas”, dijo Jory. “Además, los monárquicos tailandeses deben darse cuenta de que si no se reforma la monarquía, la crisis política puede volverse tan aguda que más tailandeses comenzarán a preguntarse cuál es la razón para tener una monarquía”.

Prohibido estrictamente copiar completa o parcialmente los contenidos de MONARQUIAS.COM sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original. Puede encontrarnos en Facebook o Instagram.