Quién es quién en la realeza: Mateem de Brunei, el príncipe “playboy” del Sudeste Asiático


Hijo del megamillonario sultán, es amante de los animales, piloto y tiene millones de seguidores en Instagram por una buena razón.

Anuncios

La muerte del joven príncipe Abdul Azim de Brunei, a la edad de 38 años y después de un largo período de enfermedad, puso en evidencia al hermano menor del fallecido, Abdul Mateem Bolkiah.

Abdul Mateem, cuyo posteo en homenaje a su hermano fue emocionante, se reveló como el nuevo “príncipe azul” del mundo: a los 29 años, tiene miles de fanáticos en Instagram, donde comparte fotos de su rutina diaria, que va desde juegos de polo, piscinas infinitas en destinos paradisíacos, reuniones de alto nivel en la Casa Blanca y su entrenamiento militar tanto en Brunei como en Europa.

Hijo del sultán Haji Hassanal Bolkiak, soberano absoluto de Brunei desde 1967, y de su esposa principal, la sultana Haja Mariam, Abdul Mateem es Licenciado en Política Internacional por la King’s College de Londres, obtuvo una Maestría en Estudios Internacionales y Diplomacia y completó su posgrado en la Escuela de Estudios Orientales y Africanos de la Universidad de Londres.

La dinastía a la que Mateem pertenece, Bolkiah, reina en el pequeño pero riquísimo sultanato petrolero desde el siglo XVIII y en las últimas décadas se ha caracterizado por la excentricidad. El padre del príncipe Abdul Mateen tiene poderes absolutos y un patrimonio neto de 28.000 millones de dólares, lo que es suficiente para que su decena de hijos disfruten del estilo de vida más lujoso.

El príncipe recibió la insignia de ala de la RAF, que lo califica como piloto de helicóptero. Se formó en la Escuela de Vuelo de Helicópteros de Defensa de RAF Shawbury, en el Reino Unido. Su padre tiene su propio helicóptero, por lo que definitivamente tiene muchas oportunidades para practicar. El príncipe continúa su entrenamiento y su próximo objetivo es convertirse en piloto de helicóptero Black Hawk.

Mateem tiene además tiene el rango de Segundo Teniente, que obtuvo en 2011 en el curso de comisionado en la Royal Military Academy Sandhurst, en el Reino Unido. El curso dura 44 semanas y es muy agotador; en un momento, lo obligaron a cavar trincheras durante tres días sin parar, y si comenzaba a quedarse dormido, los oficiales al mando lo pateaban para despertarlo, según contó en entrevistas. Además, tuvo que subir siete montañas en 24 horas durante una carrera que abarcó 46 millas. A pesar de las dificultades del curso, dice que este entrenamiento lo hizo fuerte tanto mental como físicamente, y que su graduación fue “lo más grande” que hizo en su vida.

Cuando no está practicando deportes o ocupándose de las responsabilidades oficiales, al príncipe le gusta pasar el tiempo con sus amigos y viendo películas. Según la revista GQ, que lo entrevistó en 2016, termina cada oración con un “gracias”. El príncipe dice que a pesar de los lujos que vienen con su posición, es importante permanecer “con los pies en la tierra y humilde al mismo tiempo”, y le da crédito a sus tres amigos más cercanos por mantenerlo con los pies en la tierra.

“Tengo mis amigos, pero no puedes alejarte de la familia, son la misma sangre y estamos muy unidos. Y su amor y apoyo han sido una influencia muy positiva en mi vida. Tengo una familia realmente grande, pero estoy más cerca de mi hermano mayor y mis dos hermanas. Hacemos todo juntos, crecimos juntos y vivimos juntos”, dijo Mateem.

El alcance de las actividades atléticas de Abdul Mateen es demasiado largo para enumerarlo: le gusta hacer snorkel, paracaidismo, golf, esquí, remo, boxeo, bádminton y montar a caballo, según cuenta a su más de 2,3 millones de seguidores en Instagram. El polo, un deporte históricamente relacionado con la dinastía Bolkiah, también es uno de sus favoritos, y representó a Brunei en los Juegos del Sudeste Asiático que se celebraron en Malasia en 2017, compitiendo junto a su hermana, la princesa Azemah Ni’matul Bolkiah.

Prohibido estrictamente copiar completa o parcialmente los contenidos de MONARQUIAS.COM sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original. Puede encontrarnos en Facebook o Instagram.