Historias

Los hábitos de la princesa Margarita le granjearon el apodo de “Su Alteza Grosera” entre su personal

Revelaciones sobre la vida privada de la hermana de Isabel II fueron saliendo a la luz en los últimos años: tenía un amigo imaginario al que culpaba de su mala conducta.

Revelaciones sobre la vida privada de la hermana de Isabel II fueron saliendo a la luz en los últimos años: tenía un amigo imaginario al que culpaba de su mala conducta.

La princesa Margarita de Inglaterra (1930-2002) fue conocida entre los sirvientes reales por las estrictas reglas de etiqueta que imponía cuando se trataba de su rutina matutina, al punto de que un asistente del palacio de Kensington revelara que entre el personal comenzaron a referirse a ella como “Su Alteza Grosera” debido a su conducta.

La rutina diaria de la princesa Margarita era cuidadosamente planificada y ejecutada todos los días. La hermana menor de la reina Isabel II, que fumaba mucho, requería que un sirviente la siguiera con un cenicero mientras continuaba con sus actividades diarias.

En el documental Royal Servants Peter Russell, quien fue asistente de la familia real entre 1954 y 1968, confirmó la peculiar solicitud: “Por supuesto, en un banquete, por ejemplo, o en una gran ocasión social, significaba que tenías que bailar con ella durante toda la noche. Posiblemente para estar de pie a su izquierda o derecha con un cenicero, para que no tuviera que mirar para ver dónde arrojó su ceniza”.

Según el Daily Mail, la rutina específica de Margarita incluía “desayunar en la cama, seguido de dos horas en la cama escuchando la radio, leyendo los periódicos (que siempre dejaba esparcidos por el suelo) y fumando un cigarrillo tras otro”.

El crítico y satírico inglés Craig Brown reveló en su libro Ma’am Darling Princess Margaret los muchos hábitos lujosos y extravagantes:

“9 am: desayuna en la cama, seguido de dos horas en la cama escuchando la radio, leyendo los periódicos (‘que siempre dejaba esparcidos por el suelo’) y fumando un cigarrillo tras otro.

“11 am: Ella se mete en un baño que la doncella de su dama corre para ella.

“Mediodía: una hora en el baño es seguida por el peinado y el maquillaje en su tocador, luego se pone ropa limpia – ‘como uno se imagina de una princesa, nunca usó ninguna de sus prendas más de una vez sin tenerlas limpiado ‘.

“12.30 pm: Aparece abajo para tomar un refresco de vodka.

“1pm: Se une a la Reina Madre para un almuerzo de cuatro platos ‘servido de manera informal en platos de plata’, con media botella de vino por persona más ‘fruta y media docena de diferentes variedades de quesos nativos y continentales’”.

En el documental del Channel 5 “The Royal Family at War“, el ex mayordomo de la princesa Diana, Paul Burrell, describió a Margarita como “grosera” cuando fumaba: “Ella se paraba allí con su cigarrillo en su boquilla y me soplaba el humo en la cara. No me importaba eso, pero es muy descortés hacerlo. Margo era una criatura determinada, nacida en un momento determinado, no podías cambiarla”.

La historiadora real Kate Williams dijo que aunque la reina y Margarita crecieron juntas, habían desarrollado estilos de vida diferentes: “Isabel era concienzuda, obediente, organizada, metódica, siempre hacer exactamente lo que se esperaba de ella. Margarita era impulsiva y divertida, a menudo era traviesa. Tenía un amigo imaginario llamado Cousin Halifax a quien culpaba de todo lo que salió mal”.

La corresponsal real Victoria Arbiter también sugirió que la princesa Margarita podría compararse con su sobrino nieto, el príncipe Harry, ya que era “desvergonzada y traviesa”. “Ella era como el Príncipe Harry. Ella era la que no tenía ninguna responsabilidad, pero todos los privilegios”, afirmó.

Prohibido estrictamente copiar completa o parcialmente los contenidos de MONARQUIAS.COM sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original. Puede encontrarnos en Facebook o Instagram.