Coronavirus: Enrique de Luxemburgo clamó cuidados por “solidaridad y respeto” a personal de salud


El gran duque pidió solidaridad a los ciudadanos después de que se confirmara que la segunda ola de la pandemia de Covid ha comenzado en Europa.

El gran duque Enrique de Luxemburgo pidió solidaridad a los ciudadanos después de que se declarar que la segunda ola de la pandemia de Covid ha comenzado en Europa. Lo que más preocupa al gran duque en esta “segunda gran ola” es el número de infecciones en los hospitales, que afectan directamente a quienes cuidan nuestra salud e intervienen a diario. Es en este sentido Enrique I pidió a la población que ayude a contener la propagación del virus destacando destacó la responsabilidad de proteger a los demás es compartida.

“Respetar la normativa es una cuestión de solidaridad y respeto. Se lo debemos a nuestros semejantes, pero también a las enfermeras, los médicos, los asistentes de atención y todo el personal de la salud”, dijo.

“Todos saben que el número de infecciones por coronavirus aumentó considerablemente en los últimos días. Tanto en Europa como en todo el mundo y Luxemburgo no se ha librado de esta segunda gran ola”, comenzó diciendo el soberano, quien agregó que lo que le preocupa ahora “es la noticia de que hubo casos de miembros del personal infectados en los hospitales” y el aumento de infecciones en hogares de ancianos.

“Este fuerte aumento de nuevas infecciones ha tensado la situación en el sector de la salud”, advirtió.

Si bien reconoce el “trabajo extraordinario” del personal de salud por “garantizar que sus pacientes reciban el mejor tratamiento posible”, el gran duque Enrique recordó a sus súbditos que “corresponde a todos y cada uno de nosotros, que residimos, vivimos o trabajamos en Luxemburgo, contribuir una vez más a limitar la propagación del virus”. “Todos tenemos una responsabilidad hacia nuestros semejantes, especialmente hacia las personas mayores y vulnerables”, advirtió.

“Las restricciones que limitan nuestra vida diaria y nuestras libertades son medidas excepcionales y decisiones difíciles. Pero de momento son indispensables y apropiados en la lucha contra la pandemia. Por eso también es importante seguir limitando los contactos sociales y centrarse en lo realmente indispensable. Estos son pequeños gestos que, sin embargo, pueden marcar una gran diferencia”, dijo el gran duque.

La situación recuerda a marzo, cuando el gobierno de Luxemburgo, como muchos otros países del mundo, anunció un confinamiento nacional para evitar lo peor. El soberano habló entonces a los residentes de Luxemburgo diciéndoles que el país se encontraba en una situación excepcional, tanto en términos humanos como sociales, diferente a todo lo anterior. Ocho meses después, la situación es igual de inquietante, aunque sin confinamiento pero con reglas más estrictas para contener la propagación del coronavirus en el Gran Ducado.

Prohibido estrictamente copiar completa o parcialmente los contenidos de MONARQUIAS.COM sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original. Puede encontrarnos en Facebook o Instagram.