Familia Real de Noruega

El rey de Noruega abrió su corazón sobre la prematura muerte de su madre


En un libro basado en entrevistas, Harald V se refirió al “shock” que sufrió la familia real con el suicidio de Ari Behn y recordó su propia experiencia tras perder a su madre, Marta de Suecia.

En un libro basado en entrevistas, Harald V se refirió al “shock” que sufrió la familia con el suicidio de Ari Behn y recordó su propia experiencia tras perder a su madre, Marta de Suecia. El autor de Kongen forteller, Harald Stanghelle escribe que Behn, exesposo de la princesa Martha Luisa, iba a visitar a la familia real en Kongsseteren el día en que se quitó la vida.

“Estábamos juntos cuando sucedió. Fue un shock. Estábamos muy sorprendidos, aunque sabíamos que estaba en problemas. Es doloroso y lleva mucho tiempo superarlo. El hecho de que estuviéramos juntos cuando nos enteramos de la muerte nos dio, como abuelos, la oportunidad de acercarnos más a nuestros nietos. Nos hemos acercado mucho más el uno al otro”, dice el rey Harald en el libro.

El monarca, de 83 años, asegura que “no tenía ninguna duda de que lo que le había sucedido a Ari Behn debía incluirse en el discurso de Año Nuevo”, que debía dar una semana más tarde. “Cuando su familia decidió ser transparente con el tema fue algo natural para mí. Habría estado totalmente mal si no lo hubiera incluido, sin embargo, fue difícil para mí encontrar las palabras adecuadas porque hablaba del padre de mis nietas”, explica el rey. En las páginas del libro Harald V reconoció que la muerte de Ari Behn le recordó a su propia historia, con la muerte de su madre, la princesa heredera Marta, quien murió de cáncer en 1954, cuando su hijo tenía 17 años.

La muerte de Marta a los 53 años ensombreció la existencia de la pequeña familia real de Noruega. “Era una familia de luto. Lo tuve que procesar yo solo, no había nadie con quien hablar del tema, solo uno de los buenos amigos de papá (el rey Olav V) me sacó el tema. Él entendió cómo me sentía, de lo contrario no mucha gente hablaba de ello”, reveló el rey.

“Mucho ha cambiado a medida que las personas ahora asumen lo personal y lo emocional con más frecuencia”, reflexionó. “Ese no fue el caso entonces. No sé si el hecho de que perdí a mi madre se resolvió tanto. Pero la vida tenía que continuar. Tenía que hacerlo. Fue un momento difícil, pero peor fue para el rey Olav, creo. Perder a tu madre es malo. Tuvimos que vivirlo, tuvimos que superarlo de una forma u otra”.

La princesa Marta nació el 28 de marzo de 1901 en Estocolmo y fue bautizada con los nombres de Märtha Sofia Lovisa Dagmar Thyra. Como Noruega estaba en unión con Suecia en este momento (esta unión se disolvería cuatro años después), también se convirtió en la princesa de Noruega al momento de su nacimiento. Sus padres fueron el príncipe Carlos de Suecia (1861-1951) y la princesa Ingeborg de Dinamarca (1878-1958), y su hermana menor fue Astrid, futura reina de Bélgica fallecida en un accidente automovilístico. Siendo joven se comprometió con el príncipe heredero Olav de Noruega, quien era primo hermano suyo, ya que ambos tenían una abuela común en la reina Luisa Josefina Eugenia de Dinamarca (1851-1926).

La boda entre Olav y Märtha fue la primera boda real celebrada en suelo noruego en 340 años. La última había ocurrido el 23 de noviembre de 1589, cuando Noruega estaba en unión con Dinamarca, y fue protagonizada por el rey escocés James VI (1566-1625) y la princesa danesa Anna (1574-1619). La pareja se instaló en la residencia de Skaugum, donde criaron a sus hijos, la princesa Ragnhild (1930-2012), la princesa Astrid (nacida en 1932) y el príncipe Harald (nacido en 1937). La muerte de su suegra, la reina Maud, en 1938, convirtió a Martha en primera dama del país y en un gran apoyo del rey Haakon VII.

Desafortunadamente, los tres hijos eran muy jóvenes cuando experimentaron la muerte de su madre, que nunca logró convertirse en reina de Noruega. “Märtha y yo íbamos a celebrar nuestras bodas de plata, pero tres días antes fue internada en el Rikshospitalet”, relataría mucho después el rey Olav. “Fue la enfermedad del hígado la que volvió a atacar. Mi esposa falleció la noche del 4 al 5 de abril de 1954. Para mí, fue una pérdida muy, muy grande. Sí, para todos. Mi padre, que también era su tío, la amaba. Y fue mutuo”. Haakon VII murió tres años después y el viudo de Martha, Olav V, nunca volvió a casarse.

Prohibido estrictamente copiar completa o parcialmente los contenidos de MONARQUIAS.COM sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original. Puede encontrarnos en Facebook o Instagram.