Duques de Sussex

Congresista de EEUU critica “injerencia” de los duques de Sussex y la reina podría amonestarlos, dice The Sun


Un informe del diario británico asegura que el príncipe Harry será regañado por Isabel II tras sus comentarios sobre las elecciones estadounidenses.

El príncipe Harry de Gran Bretaña podría recibir un reto por parte de la reina Isabel II durante su próxima visita al Reino Unido sobre sus recientes comentarios sobre la política de Estados Unidos, informó el diario británico The Sun. Al parecer, se informó al personal de la Casa Real que se preparara la casa de Frogmore Cottage (Windsor) para el inminente regreso del duque de Sussex al Reino Unido, pero su esposa, Meghan Markle, no ha sido mencionada. Se anticipa que la reina, abuela del príncipe, se sentará cara a cara con él para conversar sobre el futuro de su posición en la Familia Real.

Según informa The Sun, los conocedores del palacio dijeron que el príncipe se “sobrepasó” cuando habló sobre las elecciones estadounidenses de noviembre de 2020. “Se le ha dicho al personal de Windsor que se prepare para la posibilidad de que Harry regrese. Les dicen que podría ser en unas semanas, pero no se mencionó el nombre de Meghan. Hay todo tipo de temas de los que hablar, no solo sus declaraciones políticas, sino también su situación de visas en Estados Unidos”, dijo una persona cercana a la casa real al diario.

Los expertos reales también dijeron recientemente que el duque ha “quemado puentes importantes sin posibilidad de reparación” con la familia tras los comentarios sobre las elecciones estadounidenses, que se dirimirán entre el demócrata Joe Biden y el actual presidente, Donald Trump, a quien la duquesa de Sussex ha criticado durante años. La convención tradicional dice que los miembros de la familia real británica permanecen políticamente neutrales y no deben injerir en la política de otros países.

En comentarios sobre la elección hechos a finales de septiembre, cuando algunos estados de los EE. UU. Estaban comenzando su votación anticipada, Harry pidió a los estadounidenses que “rechacen el discurso de odio” en un video publicado en línea, mientras que Meghan lo llamó la “elección más importante de nuestra vida”. Esos comentarios fueron ampliamente vistos como decididamente contrarios a Donald Trump y pro Joe Biden . En respuesta, el presidente Trump dijo de Meghan: “No soy fan de ella. Yo le deseo mucha suerte a Harry porque la va a necesitar”.

En respuesta a los comentarios políticos de Harry y Meghan, el congresista Jason Smith de Missouri pidió al gobierno del Reino Unido que le pidiera a la Reina que le quitara los títulos reales a Meghan y Harry como castigo por “interferir” en las elecciones estadounidenses. El congresista Smith afirmó que estaban tratando de ejercer influencia sobre las mentes de los votantes estadounidenses.

“Como saben, la Familia Real Británica ha observado durante mucho tiempo una política de estricta neutralidad con respecto a los asuntos políticos. Por lo tanto, me preocupan los comentarios recientes del duque y la duquesa de Sussex con respecto a las elecciones presidenciales de los Estados Unidos, especialmente dadas las conversaciones internacionales sobre la interferencia extranjera en nuestras elecciones y el estatus del duque como invitado de los Estados Unidos”, escribió el congresista Smith en una carta que envió al gobierno del Reino Unido.

Smith luego llamó a sus comentarios, “una grave violación de la política de neutralidad política de la Familia Real Británica y un acto inapropiado de interferencia doméstica por parte de uno de nuestros aliados más cercanos”. Si bien la reina tiene el poder de despojar al duque y la duquesa de Sussex de sus títulos reales, normalmente actúa siguiendo el consejo del gobierno. Esto significa que si Boris Johnson le pidiera a la Reina que eliminara los títulos, ella estaría obligada a considerar hacerlo. (SPUTNIK)

Recibe nuevo contenido directamente en tu bandeja de entrada.