Carta revela los temores de Isabel II por la princesa Margarita tras la muerte de su padre

Carta revela los temores de Isabel II por la princesa Margarita tras la muerte de su padre

La reina admitió sentirse preocupada porque la princesa, que tenía 21 años cuando vio morir a Jorge VI, ya no era “importante” a los ojos del público británico después de que toda la atención se dirigiera a ella y a su familia.

Anuncios

La reina Isabel II de Gran Bretaña expresó su preocupación por el impacto que tendría un cambio dramático dentro de la Familia Real en dos de sus parientes más cercanos, reveló un documental emitido por la TV británica. Según los informes, a la monarca le preocupaba que su hermana, la princesa Margarita, y su madre la reina madre se sintieran «solitarias» tras la muerte de su padre, el rey Jorge VI, en 1952. El biógrafo de Margarita, Christopher Warwick, reveló que la reina le escribió a un amiga expresando sus preocupaciones sobre su hermana después de perder a su amado padre.

En declaraciones al documental “Isabel y Margarita: amor y lealtad, emitido por el Channel 5, Warwick dijo: “En mi opinión, el gran amor de la vida de la princesa Margarita fue su padre. Ella lo adoraba absolutamente. Y su muerte, teniendo en cuenta que ella solo tenía 21 años, la dejó completamente anonadada. Estaba devastada. Pero Margarita durante todo este período estuvo muy sola, estaba muy sola. Y la princesa Isabel, que instantáneamente se había convertido en reina, estaba muy consciente de esto”.

Según Warwick, Isabel “le escribió a una amiga diciéndole: ‘Tengo un marido, tengo hijos. Tengo un trabajo que hacer, pero para mi madre y mi hermana, lo encontrarán terriblemente solo’”. La historiadora Kate Williams agregó en el documental que la joven reina, quien tenía 25 años cuando ascendió al trono, atestiguó con preocupación la forma en que su hermana fue “marginada” cuando ascendió al trono. “Fue muy, muy difícil para Margaret y la Reina Madre”, dijo. “De repente, ya no eran importantes. Siempre fueron la Familia Real, ahora ya no lo era . Ahora los importantes eran la reina y Felipe”.

“La importancia de Margarita ha sido completamente desplazada por su hermana y es difícil para Isabel II ver a su hermana marginada de repente. Ya nadie se preocupa por Margarita, toda la atención está puesta en la Reina, Felipe, Carlos y Ana”, relató Williams.

En los primeros años del reinado de la reina, la princesa Margarita desarrolló una reputación de rebelde, apasionada y de “fiestera” debido a su frecuente asistencia a eventos sociales. Pero a lo largo de los años, la princesa continuó mostrando su total apoyo a su hermana a través de una serie de compromisos oficiales tanto en el Reino Unido como en el extranjero. Gran prueba de la lealtad de Margarita hacia la reina fue la cancelación de compromiso con Peter Townsend, un hombre divorciado.

Tras su divorcio del fotógrafo Anthony Armstrong-Jones en 1978, Margarita regresó a refugiarse en la familia real y aumentó su carga de trabajo hasta que enfermó a mediados de la década de 1990. La presentadora del documental, Kate Fleetwood, relató: “A partir de ahora, Margarita estaría al lado de su hermana, volviendo a ser como solía ser. Durante las décadas de 1980 y 1990, Margarita se puso a toda marcha, apoyando a su hermana en una interminable ronda de tareas”.

“Ella se retira al redil familiar de la Familia Real más amplia. La vemos básicamente diciendo que ya es suficiente con el sensacionalismo, ya es suficiente con los chismes. Ya es suficiente con el escándalo”, agregó el historiador Ed Owens.

Prohibido estrictamente copiar completa o parcialmente los contenidos de MONARQUIAS.COM sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original. Puede encontrarnos en Facebook o Instagram.