Noticias

Después de años de lucha por el reconocimiento: Delphine Boël es ahora oficialmente Princesa de Bélgica


La artista ahora se llamará Su Alteza Real Delphine de Sajonia-Coburgo-Gotha, Princesa de Bélgica. Joséphine y Oscar, sus hijos, también se convierten en príncipes de Bélgica. Al igual que su madre, serán tratados como “Su Alteza Real”. 

Delphine Boel, la artista que fue reconocida como hija del exrey Alberto II, recibirá el título de Princesa de Bélgica con tratamiento de Alteza Real, según confirmaron sus abogados. El Tribunal de Apelación de Bruselas siguió estrictamente lo que dice la ley de 2015, que dice que “los hijos y los nietos, descendientes directos de Su Majestad el Rey Alberto II llevan el título de Príncipe o Princesa de Bélgica a continuación de su nombre de pila”.

“A partir de ahora ya no es Delphine Boël, sino Delphine de Saxe-Coburg. Ese será su nuevo apellido, basado en las raíces alemanas de la familia real. Delphine recibe así el título de Princesa de Bélgica. Sus hijos Josephine (16) y Oscar (12) también se convierten en príncipes”, explicó el periodista belga Wim Dehandschutter en su cuenta de Twitter.

La decisión de la Justicia responde a la petición que Delphine hizo el 10 de septiembre pasado, cuando solicitó ser Princesa de Sajonia-Coburgo, el apellido dinástico belga. Delphine, de 52 años, hija de la baronesa Sybile de Selys-Longchamp y de Alberto de Bélgica, será además reconocida como miembro de la Casa de Sajonia-Coburgo, al igual que sus dos hijos, que a partir de ahora serán “Su Alteza Real Joséphine O’Hare, Princesa de Bélgica” y “Su Alteza Real Oscar O’Hare, Príncipe de Bélgica”., los mismos títulos que ostentan los otros nietos de Alberto II.

Delphine Boël no es la única: los reyes de los belgas fueron padres de muchos belgas


Desde hace casi 190 años, todos los reyes, excepto Balduino, ocultaron hijos extramatrimoniales alrededor del mundo. Sus historias.

Esta sentencia no se esperaba hasta el 29 de octubre. A principios de este año, Alberto II, el padre del rey Felipe, reconoció después de años de batalla legal y la realización de una prueba de ADN, que era el padre biológico de Boël. Pero la artista, que se manifestó maltratada por su verdadero padre, exigió “exactamente los mismos privilegios, títulos y tratamiento que sus dos hermanos y su hermana”.

La línea sucesoria al trono, sin embargo, no se ve modificada porque solo los descendientes del matrimonio de Alberto II y la reina Paola están incluidos. Sin embargo, según dijo el politólogo belga Carl Devos a VTM NEWS, ahora debería analizarse si la princesa Delphine también debería recibir una subvención estatal.

This entry was posted in: Noticias

por

MONARQUIAS.COM, nacido en 2017 con el nombre de Secretos Cortesanos, es un sitio web de noticias e historias sobre la realeza con más de 1 millón de lectores anuales.