Quién es Yuriko, la princesa más longeva que conoció a cuatro emperadores de Japón


La princesa Yuriko, viuda de Mikasa, tía abuela del emperador Naruhito, es el miembro más longevo de la familia imperial japonesa.

Nacida el 4 de junio de 1923 en Tokio, durante el reinado del emperador Taisho, la vida de princesa Yuriko de Mikasa atravesó cuatro reinados y el 1 de mayo de 2019 asistió en silla de ruedas a la entronización de su sobrino-nieto, el emperador Naruhito, y la emperatriz Masako. Descendiente de la antigua nobleza japonesa, abolida por EEUU después de la derrota japonesa en la Segunda Guerra Mundial, fue la última noble que emparentó con la familia real nipona. Actualmente tiene 97 años y graves problemas de salud.

Yuriko Takagi, la segunda hija del vizconde Masanari Takagi, se casó el 22 de octubre de 1941 con el príncipe imperial Takahito, el hermano menor del emperador Hirohito, que por entonces servía como oficial del Ejército Imperial Japonés durante la Segunda Guerra Mundial. Con motivo de su boda, los novios fueron titulados Príncipes de Mikasa, con el derecho a fundar una nueva rama (‘mikaye’) dentro de la dinastía. Por entonces, la figura del emperador era considerada sagrada por los japoneses, bajo la creencia que era descendencia de Amaterasu, diosa del Sol.

Los príncipes tuvieron en total cinco hijos, en 2011 celebraron sus Bodas de Diamante y alcanzaron los 76 años de matrimonio. El príncipe Mikasa murió en 2016 a la extraordinaria edad de 100 años, todo un récord para la dinastía imperial. Durante los últimos años, el matrimonio había vivido apaciblemente en la residencia Tokugawa, una existencia lamentablemente alterada por la muerte de sus hijos. En 2012 murió el príncipe Tomohito, que era alcohólico, a causa de un cáncer, mientras que sus hermanos Takamado y Katsura fallecieron en 2002 y 2014, respectivamente.