Noticias

El príncipe Carlos donó más de US$ 7 millones a sus hijos durante el año pasado


Cuando Harry y Meghan se mudaron a EEUU para ser “financieramente independientes”, el príncipe de Gales se mostró dispuesto a ayudarlos con algunos fondos. No fue menos generoso cuando todavía vivían en el Reino Unido.

El príncipe Carlos, heredero del trono británico, gastó hasta £ 5.6 millones (US$ 7.1 millones) el año pasado para mantener a sus dos hijos adultos, los príncipes Guillermo (38) y Harry (36), así como a sus esposas, reveló la revisión anual de Clarence House, la residencia oficial del príncipe Carlos en Londres. No está claro cuánto de esto fue para Harry y Meghan, duques de Sussex, ya que la revisión no ha proporcionado un desglose de los gastos, informó Sputnik.

“La mayoría del personal y el trabajo oficial y caritativo, incluidas las oficinas oficiales de los Duques de Cambridge y Los Duques de Sussex, se pagan con los ingresos privados de Su Alteza Real del Ducado de Cornualles”, dice el informe. Las cifras se han calculado para un período comprendido entre abril de 2019 y finales de marzo de 2020, cuando comenzó el bloqueo debido a la pandemia de coronavirus en el Reino Unido. La cantidad es un 11% superior a la del año anterior.

Mientras tanto, los propios “gastos no oficiales” del Príncipe de Gales para el mismo período también aumentaron en £ 45.000, alcanzando £ 3,2 millones (US$ 4 millones) el año pasado. Según los informes, el hijo y heredero de la reina Isabel gasta este dinero en asistentes personales, chefs, agricultores y otras cosas. Se estima que sus ingresos oficiales del Ducado de Cornualles son de £ 22,2 millones (US$ 28 millones) anuales.

Cuando los duques de Sussex renunciaron a sus deberes reales este año para mudarse a Estados Unidos, se rumoreaba que el príncipe Carlos cubriría parte de sus gastos de seguridad, luego de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dejara en claro que su gobierno no tenía intención de pagar por su protección. En América. Una portavoz de la pareja dijo más tarde que ni siquiera estaban considerando la financiación del gobierno de los EE.UU. y que pagarían su seguridad de su propio bolsillo, pero con un poco de ayuda del príncipe Carlos.

La pareja también pagó recientemente £ 2.4 millones (US$ 3 millones) por la renovación de Frogmore Cottage, en Windsor, que se suponía que era su hogar en el Reino Unido. Sin embargo, en enero, los Sussex anunciaron que dejarían sus altos cargos reales para vivir una vida “financieramente independiente” entre el Reino Unido y América del Norte.