Noticias

Nicolae, el príncipe “desterrado” de Rumania, espera que el nacimiento de su hijo reconcilie a la familia real


El nieto del rey Miguel dice que cree “posible” que se restaure la monarquía en su país: “Debemos estar unidos y trabajar juntos en este objetivo”.

Anuncios

En una entrevista publicada por el diario rumano “Adevărul, el príncipe Nicolae de Rumania habló sobre el próximo nacimiento de su hijo y sobre su deseo de reconciliarse con la Familia Real, que ha estado dividida durante varios años, y sobre las posibilidades de que la monarquía regrese a Rumania. Nicolás, nieto del fallecido Miguel I (último rey de Rumania), anunció el 1 de junio que su esposa, Alina-Maria Binder, está embarazada y dará a luz en noviembre de este año. Ambos se casaron el 30 de septiembre de 2018 en la iglesia de San Elías en Sinaia, sin que ningún miembro de su familia asistiera a la boda.

Ahora, espera que el próximo nacimiento reúna a su familia: “Invitaré a mi familia y espero que la llegada de un niño nos acerque. Me gustaría presentarles a mi tía (la princesa heredera Margarita) y mi tío a mi hijo, creo que él tendría mucho que aprender de ellos”.

Nacido y criado en el extranjero, llegó por primera vez a Rumanía en 1992, cuando tenía siete años, con motivo de la primera visita de su abuelo después del comienzo del exilio de 1948. Graduado en 2012 del Royal Holloway College de la Universidad de Londres, especializado en gestión, Nicolás se hizo muy popular en Rumania por participar durante muchos años en numerosas acciones benéficas, centradas especialmente en los jóvenes. “Es un honor para mí que la gente nos apoye de esta manera”, dijo Nicolae. “Pero lo importante es estar unidos y mantener viva la memoria de reyes y reinas y continuar con sus valores morales. Estoy muy contento de que la memoria del rey Miguel siga viva”.

El príncipe, desterrado de su lugar de la sucesión por desavenencias con su tía, cree que es importante que la familia real rumana, aunque Rumania no sea una monarquía, transmita los valores que defendieron sus ancestros. “No como en un reino, por ejemplo. Tratamos de vivir con estos valores morales especiales, se los transmitiré a mi hijo. Y creo que todos podemos hacer lo mismo. Cada uno de nosotros puede decirle a nuestros hijos lo que cada rey y cada reina hicieron por el país y cómo se comportaron con la gente”, dijo en la entrevista.

Consultado sobre si espera ver al país convertido en una monarquía, respondió: “Es muy difícil dar una respuesta en este momento. Pero creo que es posible que durante mi vida Rumania vuelva a la monarquía. Pero creo que todos debemos querer eso, y debemos estar unidos y trabajar juntos en este objetivo”.

“Como creo que todo el mundo sabe, soy padre desde hace algunos años, pero claro que ahora el contexto es diferente. Estoy seguro de que a partir de noviembre mi vida cambiará mucho y por supuesto para mejor. Ahora nos estamos preparando más mentalmente. Estamos muy felices de escuchar esta noticia y nuestro futuro hijo”, dijo Nicolae, quien agregó: “Nuestros esfuerzos estarán enfocados en criar al niño y en estar sanos y felices, eso es lo más importante”. El niño nacerá a principios de noviembre en Bucarest y, aunque tiene varios nombres “en mente”, el príncipe dice que aún no se decidieron: “Esperaremos hasta que aparezca este milagro y luego decidiremos”.